• Ushuaia 1°C
  • Rio Grande 2°C
  • Is. Malvinas 2°C
Actualidad Mie. 4 Jul. 2018

“No podemos permitir que se nos persiga por trabajar en favor de la vida de todos”

“No podemos permitir que se nos persiga por trabajar en favor de la vida de todos”
Tamaño del texto

Profesionales de la salud lanzaron una campaña “por la vida” bajo la consigna "no cuenten conmigo", que incluye movilizaciones en varias ciudades del país. La ley de aborto legal que se trata en el Senado castiga con duras penas a los hospitales, clínicas, sanatorios y a directores y médicos, que se nieguen a practicar los abortos.

"Médicos por la Vida", un movimiento que tiene referentes en todas las provincias, ya marcharon hacia la Plaza 9 de Julio, en la provincia de Misiones; a la Gobernación de Mendoza, donde efectuaron un simbólico "chaquetazo" en repudio al proyecto de ley,  hacia el hospital Iturraspe, en Santa Fe ,  ante el Hospital Público Materno Infantil, de Salta,  en diversas localidades de Tucumán, en Río Negro, Neuquén y Tierra del Fuego. Se sumaron al pronunciamiento  clínicas, como la Bazterrica, el Fleni, el Hospital Austral, la Clínica del Sol,  el sanatorio Mater Dei, el  Círculo Médico de Resistencia, Chaco, el Hospital Privado Universitario de Córdoba,  la clínica Pasteur de la ciudad de Neuquén,  entre otras.

Los profesionales han manifestado su molestia con la postura pública asumida por el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, quien se pronunció a favor del aborto legal, llegando incluso a solicitar su renuncia.

Anunciaron que litigarán contra la ley, en caso de ser aprobada, porque restringe la objeción de conciencia y persigue con pena de cárcel a los profesionales e instituciones que se nieguen a realizar esta práctica.  “No podemos permitir que se nos persiga por trabajar en favor de la vida de todos”, expresó una médica rosarina.

“Llenaremos la cárcel de médicos si es necesario, pero no cuenten con nosotros para matar a nadie...",  dijo un médico obstetra  durante el Abrazo Simbólico al Hospital Rawson. Ya que  la ley de aborto legal que  se trata en el Senado castiga con duras penas a los hospitales, clínicas y sanatorios, y a los directores y  médicos, que  se nieguen a practicar los abortos. Por un lado se despenaliza y libera el aborto, y por  el otro se penaliza y criminaliza dura e injustamente a los médicos, a los que  trabajan a diario por la salud, solo por  ser fieles a su conciencia, al juramento hipocrático de  salvar vidas.

“Se condena a los inocentes, a los que  nunca molestaron ni dañaron a nadie  y se premia y da vía libre a los médicos y empresas abortistas para matar y para enriquecerse.  Estamos ante una injusticia escandalosa”,  dijo el profesional de la salud.

GALERÍA DE FOTOS





Más noticias

LAS 10 MÁS LEÍDAS: