• Ushuaia 6°C
  • Rio Grande 11°C
  • Is. Malvinas 8°C
Actualidad Mie. 25 Nov. 2015

La cuenta pendiente de la Legislatura Fueguina en torno a Malvinas.

La cuenta pendiente de la Legislatura Fueguina en torno a Malvinas.
Tamaño del texto

Luciano Rodrigo Moreno Calderón, referente de la “Unión Malvinizadora Argentina”, autores del proyecto de “adicción Constitucional por Malvinas, lamentaron la falta de tratamiento del mismo en la legislatura.

 
 
Dando inauguración a la “Unión Malvinizadora Argentina”, que fundamos con el hijo de ex combatiente Rodrigo Palacios, el día 16 de Mayo de 2014 presenté un proyecto denominado “Adición Constitucional por Malvinas” en la Mesa de Entrada de la Legislatura Provincial, que, por su importancia, pocos días después, gracias al Legislador Juan Carlos Arcando, cobró estado parlamentario ingresando así a la Comisión de Legislación General donde aún aguarda desde Mayo de 2014 ser cuando menos tratada.
 
Esta iniciativa propone agregar (“adicionar”), a modo de cláusula o disposición transitoria y por un mecanismos similar al de enmienda, el siguiente texto en el máximo plexo jurídico Provincial: “Esta constitución quiere hacer saber a todos los habitantes del mundo que las Islas Malvinas Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos que las circundan se encuentran comprendidas dentro de la Provincia de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur, siendo, por tanto, territorios correspondientes a la República Argentina y que, el ejercicio pleno de soberanía sobre ellas, es un fin latente e impostergable para las generaciones presentes y futuras que enarbolando la bandera del diálogo, la paz y la justicia, anhelen terminar con los retrógrados vestigios del colonialismo”.

El pedido se fundamenta en que a lo largo de todo el plexo de la Carta Provincial, que consta de 211 artículos y 17 disposiciones transitorias no cita -como sí lo hace la Const Nacional y las Cartas Org. de Ushuaia y R. Grande-, ni superficialmente, el nombre de nuestras islas usurpadas, no explicita el legítimo y arraigado anhelo del pueblo fueguino de justa recuperación, y tampoco menciona el repudio que sentimos como pueblo fueguino, argentino y latinoamericano hacia el colonialismo en cualquiera de sus pérfidas formas, por ser una violación centenaria, continua, sistemática y premeditada a los derechos de los pueblos y estados, y por ser nuestra Provincia la única del extenso territorio argentino usurpada por esa vetusta, altanera y violenta forma coaccionar la soberanía.

Desde su presentación a la fecha, la iniciativa ha sido motivo de sendos artículos de opinión destinados a engrosar sus fundamentos. Cada uno de ellos fue publicado en diversos medios la provincia.

También tuvo un amplio acompañamiento que fue exteriorizado en notas enviadas a la Legislatura que se condensaron el día 1 de Julio de 2015 en la Mesa de Entrada de la Legislatura bajo el N° Reg. 1042, aunado en un documento de 38 hojas, y al cual voy a remitir para explicar el parecer de sendos sectores de la sociedad.

Debemos destacar que el derrotero de esta propuesta está plagado de exteriorizaciones de conformidad con la histórica tarea que propone, y es importante hacer referencia a esas palabras vertidas.

El Centro de Excombatientes de Malvinas en Ushuaia” (CEMU), por nota presentada el 27 de julio de 2015 en la legislatura (N° Reg 1157) expresó, en relación a la ausencia de una mención de nuestras islas y lo que ellas significan para el pueblo fueguino y argentino, lo siguiente: “Este defecto, en el actual contexto nacional, nos hace vulnerables no solo frente a nuestro propios coterráneos provinciales sino también frente a los compatriotas de las demás Provincias de la Nación”. Sostiene, con respecto a los requisitos formales para que “quede incluido el párrafo propuesto”, que “Voluntad política mediante, es posible con solo una Ley Provincial aprobada por los dos tercios de los Legisladores Provinciales”.

Destacando que “la existencia de una Ley Provincial específicamente sancionada para introducir un tema tan sensible a los Argentinos en general como a los fueguinos en particular, impactará, sin duda alguna, más allá de nuestras fronteras nacionales”.

La Casa del Soldado Ex Soldado Combatiente de Malvinas” (CEMA La Plata - Bs As),dice, por su parte: “vemos importante, necesario y oportuno que la provincia argentina a quien pertenecen las Islas por las cuales personalmente combatimos desde 1982 hasta la fecha, exprese el sentir argentino en su máxima institución social y jurídica”, “entendiendo que esta Adición propuesta no es conveniente desaprovecharla en el favorable contexto en que se encuentra la política nacional e internacional”, sosteniendo también que “es de tal magnitud histórica y nacional que no debiera prestarse a dilaciones”.

También se hace eco de la iniciativa un especialista extremadamente calificado en temas de Derecho Internacional, Relaciones Internacionales y específicamente en la “Cuestión Malvinas”, como es el caso de Carlos Alberto Biangardi Delgado, Abogado, Magister en Relaciones Internacionales, quien el 30 de junio de 2015 plasma su “beneplácito al proyecto de adición constitucional” en “calidad de miembro pleno de la Asociación Argentina de Derecho Internacional desde 1983, Coordinador del Departamento Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de la Plata desde 1990, Secretario del Instituto de Derecho Internacional Público del Colegio de Abogados de La Plata, y escritor del Libro “CUESTIÓN MALVINAS a 30 años de la Guerra del Atlántico Sur. Propuestas para la construcción de una Política de Estado”(entre otros), que, por cierto, fue declarado de Interés provincial por esta legislatura mediante Resolución 169/2015, el 15 de Octubre de este año.

En el texto enviado por la citada eminencia a ustedes les informa que luego de examinar los documentos llega “a la conclusión que la propuesta posee grandes elementos visibilizadores que trascienden la incorporación de un texto en sí”, y entiende que “no puede la Provincia Argentina a la que pertenecen las Islas Malvinas dejar pasar esta oportunidad para manifestarle al mundo, que no está dispuesta a consentir la mutilación de su espacio geográfico, del ejercicio de su jurisdicción efectiva, y la presencia de tropas extranjeras que limiten de facto las facultades que el pueblo fueguino ha conferido a sus representantes”, agregando que le “parece magnífico que los representantes del pueblo de esa provincia (la nuestra) incorporen a la su Constitución Provincial, la manda de no consentir el despojo, de bregar por la recuperación, y de transferirle la llama a las nuevas generaciones”, considerando que también “va a tener una importante proyección internacional, y en lo interno, va a fortalecer la identidad de nuestra nueva provincia”.

Otras palabras realmente esclarecedoras en favor de lo propuesto, fueron las que pudimos obtener -gracias a la labor de la “Red Compromiso Social por Malvinas”-, del cuerpo deliberativo de nuestra amada y comprometida Ciudad de Río Grande, quien, mediante Declaración N°25/2015, aprobada en Sesión Ordinaria del día 26 de Mayo de 2015, declaró el Interés Municipal el Proyecto de Adición constitucional, e incluso, en el propio instrumento, realizó una interpretación constitucional interesante en favor de nuestros intereses provinciales, nacionales y latinoamericanos.

A través del citado instrumento, el Concejo Deliberante expresa su apoyo diciendo: “vemos con agrado la iniciativa” y entiende que “necesita el acompañamiento de todos nosotros, representantes del pueblo”, ya que “debemos realizar acciones a fin de consolidar nuestro derechos sobre nuestras queridas Islas Malvinas, y de esta manera estaremos honrando a nuestro héroes de Malvinas, aquellos que lucharon entregando parte o toda la vida para defender nuestros intereses soberanos. Es así que profundizaremos legislativamente el ideario por el que combatieron”.

En cuanto a la interpretación formal y el encuadre jurídico-constitucional de la iniciativa, sostienen y explican “que el proyecto no pretende realizar una reforma de la Constitución Provincial ni tampoco puede tomarse como una enmienda, porque no intenta corregir, modificar o rectificar errores de algún artículo en particular sino que se enfoca sólo a reivindicar y plasmar en palabras indelebles un sentir de todos los argentinos y, fundamentalmente de nuestros comprovincianos fueguinos”, adhiriendo con ello a lo postulado por quien escribe, en el escrito llamado Análisis formal del Art 191 de la Constitución Provincial.

Por lo dicho, ven “imperioso que la letra de nuestra constitución plasme los anhelos del pueblo nacional argentino y en forma particular el fueguino, por recuperar por medios pacíficos la plena jurisdicción de nuestro amado territorio malvinense”.

Luego de este camino revelador realmente resulta imposible entender cómo el organo legislativo provincial, cuerpo político representativo por excelencia bajo nuestro sistema constitucional, por medio de los legisladores que componen la Comisión de Legislación General (excepto quien tomó el proyecto), siguen invisibilizando y dilatando la posibilidad de que el pueblo fueguino se exprese por medio de su institución fundamental, observando, además de estas contundentes palabras de apoyo citadas, que los instrumentos del mecanismo humano de colonización británica (Kelpers), sistemáticamente y sin reparos crean empresas que otorgan licencias unilateral e ilegalmente para la explotación y exploración hidrocarburífera, depredan nuestros recursos pesqueros, y, muñidos de su histórica arrogancia colonial, amenazan con armamentos nuestra pacífica vida sin prurito alguno por ser cada uno de esos actos evidente y rotundamente ilegales según las leyes y tratados internacionales vigentes, y que no contento con ello, cada vez que pueden ser burlan de nuestro sentir por redes sociales... Sentir y pensar del cual estamos orgullosos y convencidos, y que hoy, por ello, quiere quedar indeleble en la máxima institución provincial fueguina.

Lamentablemente y a pesar de todo lo dicho, en nuestra provincia seguimos entre titubeos que aparentan ser solo argumentos jamás pronunciados de origen pseudo formal, pero que en un análisis desde la técnica jurídica son inexistentes, y que en la práctica, son totalmente sorteables si apelamos a la madurez política y al verdadero compromiso soberano, de un cuerpo que durante todo un año y medio jamás se expresó a favor o en contra de la iniciativa, relegándola al olvido, a pesar de su importancia.

Entendemos que se debe hacer el esfuerzo de honestamente intentar ver con claridad las consecuencias negativas que puede acarrear teorizar en las formas, desatendiendo lo sustancial del aporte. No podemos detenernos innecesariamente en desconocimientos formales, que algunos quieren denominar formalismos constitucionales, omitiendo la sustancia de la forma - el mismo pueblo fueguino -, que hoy necesita más que nunca plasmar su postura, en este contexto nacional e internacional como el que afortunadamente estamos atravesando.

Creemos que toda interpretación en favor de seguir perpetuando la dilación y el silencio que hoy injustificadamente cubren la iniciativa, es producto de un desconocimiento grosero del pueblo al cual representan y de las formalidades que buscan protegerlo. Debemos romper con esa asimetría existente entre lo que el pueblo clama, y aquello que su constitución calla, ya que no solo se es preso de las palabras, sino también de los silencios.

Con mucha buena voluntad hemos intentado de comprender la dilación que sufre en su seno la citada iniciativa y realmente no pudimos encontrar una motivación, por lo menos confesable, que fundamente esta tardanza que a nuestro entender, y el de tantos otros, es a todas luces innecesaria e infundada.

Creemos que es un gran inconveniente, haciendo un análisis valorativo serio, anteponer los análisis teóricos formales, al indiscutible sentir histórico de nuestra pacífica lucha nacional soberana.

En este sentido, es necesario llegar a comprender lo negativo que resultaría para la visibilización de nuestra concepción soberana que esta iniciativa pierda estado parlamentario en Mayo de 2016 producto del desinterés de los legisladores fueguinos.

Quiero resaltar que con objeto de exponer la inexistencia de algún problema formal, escribí el año pasado un artículo, publicado por varios medios y enviado a ustedes en junio de este año, en donde analizo el “Artículo 191 de la Constitución Provincial” brindando un camino para disociar, en cuanto al tratamiento y aprobación, la política interna de las cuestiones de soberanía, sin que por ello se vea afectada alguna de ellas, y describo una camino interpretativo para el citado artículo constitucional, que posibilita tratar y aprobar por separado lo que está en discusión y son temas domésticos, de lo que es indiscutido y es referente a nuestra soberanía.

En él propongo adoptar una interpretación armónica que aúne criterios en favor de nuestros intereses soberanos, lo centenario del reclamo y lo arraigado que se encuentra la “Causa” en el corazón de toda la Nación Argentina. Para esta tarea creo valerme de argumentos técnicos-jurídicos muy fuertes que explican la iniciativa desde lo formal, abriendo horizonte claro para la aprobación, y que a mi modesto entender no posee fisura alguna.

Es importante poner sobre la mesa que si bien la actitud del Poder Legislativo es discutible en relación a la postura en cuanto al proyecto de “Adición”, la del Ejecutivo, por medio del Observatorio Malvinas, es despreciable en relación a absolutamente todas nuestras iniciativas, y afortunadamente muy gráfica en cuanto a los intereses que lo impulsan. Porque la legislatura hubo proyectos que rápidamente apoyo de  manera unánime, como ser; la Declaración 002/15 del 12 de Marzo de este año, que exteriorizó el repudio del pueblo fueguino a la exploración y explotación de hidrocarburos en Malvinas y denuncio a Nación la ilegitimidad de dicha actividad, siendo el único antecedente en  el país a la denuncia a las petroleras que luego fueron denunciadas por el Ejecutivo Nacional, por 156 millones de dólares; la solicitud al ministerio del Interior y Transporte de la Nación para que corrija el DNI de todos los argentinos ya que invisibiliza el 80% de nuestra provincia y el aproximadamente el 35 de nuestro país, al no poner en su mapa la Antártida Argentina y las Islas del Atlántico Sur.

El “Observatorio” jamás se expidió en favor o en contra de alguna de nuestras propuestas dedicándose durante nuestro año y medio de vida a invisibilizarnos, negándose sistemáticamente a apoyar o a emitir “Declaraciones” sobre nuestro desinteresado trabajo malvinizador. Aunque si lo hicieron indirectamente en 2012 y 2014 evidenciando inidoneidad en el desempeño de su función.

Por ultimo quiero decir que veo como una oportunidad inigualable para profundizar nuestro sentimiento soberano interno y externo el hecho de que la legislatura apruebe la adición en la Carta Provincial fueguina del texto malvinizador propuesto, ya que una constitución, en definitiva es (o debiera ser) el reflejo del soberano, y por ello creemos que ese anhelo de recuperación tan legítimo, indiscutido y argentino que hoy falta explicitar, no debe estar ausente en el plexo constitucional que da fundamento y homogeneidad jurídica e institucional a universalidad de nuestra provincia, y que no solo es un conjunto de normas coactivas que condensan derechos, obligaciones, declaraciones y garantías , sino que “es el pensamiento profundo de un pueblo sobre sí mismo” y su destino común.
 
Luciano Rodrigo Moreno Calderón.
 




Más noticias

LAS 10 MÁS LEÍDAS: