Internacional Mie. 17 Nov. 2021

El Senado chileno rechazó la destitución del presidente Sebastián Piñera

El Senado chileno rechazó  la destitución del presidente Sebastián Piñera
Tamaño del texto

No prosperó la acusación constitucional destinada a destituir al presidente de Chile, Sebastián Piñera, al no lograr en el Senado los votos necesarios. La iniciativa del juicio político, que necesitaba 29 para avanzar, tuvo 24 votos a favor, 18 en contra y una abstención. El presidente fue acusado de cometer irregularidades en la venta de una empresa minera.

 
El debate en el Senado chileno este martes concluyó con una votación en la que los diputados decidieron no destituir al presidente del país, Sebastián Piñera. El juicio político, que ya había pasado por la Cámara Baja, no alcanzó la mayoría de dos tercios con la que el mandatario podría haber sido depuesto del cargo.
 
Piñera había sido acusado por supuestas irregularidades en la venta del proyecto minero Dominga, dedicado a la explotación de cobre y de hierro, en 2010. Un escándalo que surgió de la investigación periodística 'Papeles de Pandora', que reveló transacciones en el extranjero y en compañías 'offshore' por parte de figuras políticas de todo el mundo.
 
El oficialismo salvó a Piñera,  la iniciativa del juicio político tuvo 24 votos a favor, 18 en contra y una abstención, pero no consiguió la mayoría de 29 sufragios necesaria para prosperar.
 
La parte clave de la sesión avanzó de manera lenta y llegó después de que, por la mañana, expusiera una comisión compuesta por tres diputados que entregó sus argumentos a favor de la moción de destitución, y de que la defensa de Piñera mostrara luego sus razones a favor de descartar la acusación.
 
Según la investigación denominada “Pandora Papers”, a Piñera se lo acusa de vender la Minera Dominga, durante su primer mandato presidencial, entre 2010 y 2014, en una transacción en el territorio de las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal.

La investigación periodística reveló que uno de los hijos del presidente realizó la venta en las Islas Vírgenes Británicas, haciendo uso de compañías 'offshore', empresas abiertas en territorios donde los propietarios no tienen ninguna actividad económica.

Además, el trato se había dado en tres cuotas. La última estipulaba que la zona donde se encontraba el proyecto minero no fuera declarada bajo protección ambiental. Un decreto que nunca llegó en la primera administración del presidente en el periodo entre 2010 y 2014.
 
La filtración de los documentos llevó a la oposición a decir que el presidente había incurrido en un "conflicto de intereses". Una denuncia que Piñera negó recalcando que un tribunal lo había declarado inocente en 2017.
 
Ahora, a pesar de que el Senado consideró que el mandatario no debía ser destituido por dichas acusaciones, la Fiscalía lo continúa investigando por los mismos cargos.
 
Los senadores votaron por separado respecto de los dos capítulos que se sostienen en la acusación: haber infringido la Constitución y las leyes, por un lado, y haber comprometido gravemente el honor de la Nación.
 
 




Más noticias