Actualidad Vie. 8 Oct. 2021

Profesionales reclaman a Diputados la "urgente sanción" de la ley de etiquetado frontal

Profesionales reclaman a Diputados la "urgente sanción" de la ley de etiquetado frontal
Tamaño del texto

La Cámara de Diputados no pudo debatir el proyecto de etiquetado frontal de alimentos debido a que Juntos por el Cambio (JxC) no dio quórum. Tras el fracaso de la sesión la Federación Argentina de Graduados en Nutrición de la cual la forma parte la Asociación Fueguina de Graduados en Nutrición, convoca a todos los Diputados, a que vuelvan a poner fecha urgente y garanticen el quórum, para poder votar a favor de que el Etiquetado, sea Ley. “Es un derecho saber si un alimento tiene exceso de grasas, azúcar y/o sodio”.

 
Las entidades que nuclean a los profesionales renovaron el reclamo por la urgente sanción de la Ley de Etiquetado Frontal, cuyo tratamiento estaba previsto   el martes pasado pero fracaso ante la  falta quórum.

La Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran) reclamó en su cuenta de Twitter: “Esta Ley cuenta con un Dictamen Favorable de Comisiones, apoyado por muchos de los y las diputados que no estuvieron presentes en la sesión”.

Resaltan que es un derecho saber si un alimento tiene exceso de grasas, azúcar y/o sodio. Para garantizarlo, la Cámara de Diputados debe aprobar la ley de Promoción de la Alimentación Saludable.

La Ley de Promoción de Alimentación Saludable,  o de Etiquetado Frontal, es un proyecto que tiene como objetivo prevenir la malnutrición de la población a partir de un proceso de etiquetado que deja a la vista la presencia de altos niveles de "nutrientes críticos" - grasas totales, grasas saturadas, sodio, azúcares y/o calorías- en alimentos y bebidas. La iniciativa tiene media sanción en el Senado y, de no haber sido bloqueado su tratamiento en la Cámara de Diputados ayer, se hubiera convertido en ley.
 
El proyecto de Etiquetado Frontal establece que aquellos productos que sobrepasen los límites fijados por la Organización Panamericana de la Salud deberán tener en el frente de sus envases una etiqueta octogonal negra, con borde y letras de color blanco, que advierta sobre los excesos de nutrientes críticos. El objetivo de estos sellos es advertir a los consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías "a partir de información clara, oportuna y veraz". La iniciativa, que fue fuertemente resistida por varias empresas de la alimentación, ya fue aprobada en varios países de la región y es respaldada por numerosas organizaciones de la sociedad civil bajo el argumento de que garantiza el "acceso a la salud, la información y la alimentación adecuada".




Más noticias