Internacional Dom. 30 May. 2021

Michelle Bachelet, expresó hoy su preocupación por los enfrentamientos en Cali

Michelle Bachelet, expresó hoy su preocupación por los enfrentamientos en  Cali
Tamaño del texto

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresó este domingo su profunda preocupación por los acontecimientos ocurridos en Cali desde el 28 de mayo. Un mes después del inicio de una ola de protestas en suelo colombiano, los acontecimientos se recrudecieron durante los últimos días en Cali, donde los actos de violencia han dejado numerosos muertos y heridos, muchos de ellos por armas de fuego. Bachelet instó a que se respete el derecho a la vida y la dignidad y exhortó a un diálogo pacífico.

 
Michelle Bachelet,  la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresó este domingo su profunda preocupación por los acontecimientos ocurridos en Cali, la tercera ciudad del país, desde el 28 de mayo, fecha en que los habitantes de la ciudad conmemoraban un mes de paro nacional, y detalló que 54 de los muertos y lesionados registrados se debieron al uso de armas de fuego.
 
Señaló que su Oficina recibió informaciones sobre individuos armados, incluido un oficial de policía judicial fuera de servicio, que habrían disparado en dirección de los manifestantes,  los periodistas que cubrían las protestas y los transeúntes que pasaban por ahí. El oficial de policía judicial en cuestión fue apaleado hasta la muerte por una multitud. Según algunos reportes, en algunos puntos de la ciudad, individuos privados también habrían disparado contra los manifestantes en presencia de agentes de la policía.
 
“Estos hechos son aún más preocupantes dados los avances que se habían logrado para resolver, a través del diálogo, el malestar social, tras el inicio de un paro nacional contra varias políticas sociales y económicas del gobierno”, afirmó Bachelet en un comunicado.
 
Subrayó que es crucial investigar con carácter de urgencia y de forma independiente, imparcial y transparente a todos los presuntos responsables de lesiones o muertes, independientemente de que éstos sean funcionarios del Estado, para que rindan cuentas ante la justicia.
 
“Pido que se ponga fin a todas las formas de violencia, incluyendo el vandalismo, y que todas las partes sigan hablando, para que se garantice el respeto por la vida y la dignidad de todas las personas”, recalcó Bachelet.
 
Del mismo modo, reiteró que sólo a través del diálogo se podrán resolver las demandas de los diferentes grupos, tanto los que participan en las manifestaciones como los que se oponen a las protestas.
 
Por otro lado, destacó el compromiso expresado por varios actores en Cali y a nivel nacional de encontrar una solución negociada y pacífica al malestar social a través del dialogo.
 
En otro renglón, Bachelet se refirió a las informaciones que ha recibido sobre al menos 30 personas detenidas el 28 de mayo y dijo que es necesario garantizarles su derecho un juicio justo y a las garantías procesales de los detenidos. Sobre el paradero desconocido de los detenidos, recalcó que es imperativo que se apliquen todas las medidas que hagan falta, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos, para prevenir las desapariciones.
 
El representante especial del Secretario General de la ONU en Colombia, por su parte, señaló que tras un mes de protestas y de movilización social se sigue observando el clamor ciudadano y aseveró que la gravedad de los acontecimientos en Cali y en otras ciudades y departamentos evidencian la necesidad de fortalecer el diálogo como instrumento fundamental para resolver los conflictos.
 
Mario Ruiz Massieu llamó a todos los actores a prevenir y eliminar la violencia y hacer todo lo posible para disminuir las tensiones y evitar su escalamiento.
 
“En cualquier circunstancia, incluso en las más difíciles, tenemos que impulsar el diálogo”, puntualizó.
 
El diplomático consideró que todos los colombianos quieren consolidar una paz estable y duradera en el país y refrendó la disposición de las Naciones Unidas a facilitar y apoyar los caminos de solución pacífica y de concertación.




Más noticias