Legislatura Jue. 25 Feb. 2021

“El Padre de la Patria debe representar el rumbo ejemplar del cual no debiéramos apartarnos si queremos tener futuro”

“El Padre de la Patria debe representar el rumbo ejemplar del cual no debiéramos apartarnos si queremos tener futuro”
Tamaño del texto

Homenaje de Liliana Martínez Allende en el 243º aniversario del natalicio de San Martín. “El Padre de la Patria debe representar el rumbo ejemplar del cual no debiéramos apartarnos si queremos tener futuro”

En cierta ocasión y de noche, se presentó en la ciudad de Córdoba el general San Martín, sin escolta, a excepción de uno de sus ayudantes que le servía de acompañante. Nadie esperaba su visita y causó sorpresa a los oficiales de la guarnición.
 
Reunió a los jefes y anunció que, al día siguiente, pensaba revisar las tropas que se encontraban en la plaza. Luego de algunas horas, mientras se encontraba pensativo al lado de la chimenea, calentándose y secando sus ropas al mismo tiempo, le pasaron una tarjeta en la cual se le pedía una audiencia urgente “para un asunto de vida o muerte”. Sin embargo, lo que más impresionó a San Martín fue un párrafo que decía:
 
“Deseo hablar con el caballero don José de San Martín, NO con el general”.
 
Teniendo curiosidad por conocer al autor, el general accedió a la entrevista. El visitante entró y dijo:
 
"Señor don José de San Martín, soy coronel pagador de los sueldos de las tropas que revistará mañana el general San Martín. Teniendo el vicio del juego, anoche perdí a las cartas los fondos destinados a la corporación. La visita del general me sorprende, cuando aún no vuelve el correo que envié a toda a toda prisa a vender todo cuanto poseo: conforme el reglamento, tendría que ser degradado en público y fusilado a continuación. No me aterraría el castigo, que merezco, si no supiera que la misma descarga que acabe conmigo terminará también con una anciana que tiene fe en mí, porque soy lo único que le queda en la vida. ¿Quiere usted, prestarme el dinero para salvarme, seguro de que no solo repondré lo perdido y nunca volveré a cometer un acto como este, si no seguro también de que dos seres rezarán eternamente por usted?"
 
San Martín le entregó el dinero faltante y dijo:
 
"Tome la cantidad, pero que no lo sepa nunca el general San Martín. Es un hombre capaz de fusilarnos a usted y a mí, si lo supiera".
 
Historias como estas cubren la vida de José de San Martín, cuyo natalicio conmemoramos hoy. Un hombre que forjó valores para las nuevas generaciones de argentinos que nacían a la sombra de sus grandes batallas.
Generaciones que no entenderían la Argentina degradada que nos toca vivir, donde todos los días nos despertamos con un hecho nuevo que nos conmociona y avergüenza. Necesitamos recuperar el amor por la patria, la calidad del esfuerzo y sacrificio de hombres y mujeres que no dudaron en entregar su vida para verla libre de todo yugo.
El Padre de la Patria debe representar el rumbo ejemplar del cual no debiéramos apartarnos si queremos tener futuro.
Porque todos queremos ser un poco menos el Señor San Martín y transformarnos en el General, libertador de la Patria, prócer de nuestra América.




Más noticias