Internacional Sáb. 28 Dic. 2019

Bolivia analiza la expulsión de todos los diplomáticos españoles

 Bolivia analiza  la expulsión de todos los diplomáticos españoles
Tamaño del texto

El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, anunció que pedirá a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, la expulsión de todos los miembros de la misión diplomática española tras el incidente del viernes, cuando considera que diplomáticos españoles intentaron evacuar a exdirigentes afines a Evo Morales de la Embajada mexicana en La Paz.

"Yo personalmente voy a pedir a la presidenta y a la canciller que pida que estas personas se vayan del país. No es correcto que vengan a hacer lo que quieran", ha afirmado Murillo desde Santa Cruz. Murillo reprocha en particular la presencia de individuos encapuchados "como si pudieran hacer lo que les da la gana".
 
El gobierno boliviano asegura que el viernes dos diplomáticos españoles acudieron a la embajada mexicana en La Paz acompañados de cuatro policías armados y encapuchados, presumiblemente parte del operativo de seguridad de la Policía Nacional que trabaja habitualmente en las legaciones diplomáticas.
 
Dentro la Embajada mexicana se encuentran aproximadamente diez antiguos dirigentes del Movimiento Al Socialismo del expresidente Evo Morales en calidad de asilados políticos, cuatro de ellos con orden de aprehensión. Son el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana; la exministra de Culturas Wilma Alanoca; el exgobernador de Oruro Víctor Hugo Vásquez y el exdirector de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (AGETIC) Nicolás Laguna.
 
El Gobierno de México, por su parte, denunció que policías bolivianos, que mantienen vigiladas las sedes diplomáticas mexicanas en La Paz, bloquearon la salida de diplomáticos españoles que estaban en la residencia de la embajadora.
 
Según un comunicado de la Cancillería mexicana, el cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández, y la encargada de negocios de la embajada española, Cristina Borreguero, estuvieron más de una hora esperando a poder abandonar la residencia porque la Policía Boliviana impedía el paso de sus chóferes.

GALERÍA DE FOTOS





Más noticias