PROTESTAS EN CHILE Dom. 20 Oct. 2019

Sigue la tensión en Chile: saqueos, incendios y militares en las calles durante toque de queda en tres regiones

Sigue la tensión en Chile: saqueos, incendios y militares en las calles durante toque de queda en tres regiones
Tamaño del texto

En Chile, por primera vez en casi 30 años, el Ejército salió a las calles en Santiago para reestablecer el orden público. El gobierno de Sebastián Piñera amplió a varias provincias de ese país el Estado de Emergencia y el toque de queda. Las autoridades confirmaron 3 muertos. No hay servicio de Metro, decenas de vuelos están demorados o suspendidos, los supermercados no abrieron por temor a saqueos.

Las movilizaciones comenzaron tímidamente el lunes pasado, con llamados a evadir el pago en el Metro. Poco a poco las expresiones de descontento fueron aumentando, viviéndose su jornada más violenta el viernes, con incendios de estaciones del ferrocarril metropolitano, quema de autobuses, barricadas, desórdenes en distintos puntos de la ciudad y enfrentamientos con la policía. En horas de la noche pudo apreciarse que la magnitud de los daños era cuantiosa en algunos sectores.

La intendenta de Santiago, Karla Rubilar, calificó lo sucedido como "un ataque nunca antes visto en la ciudad", y cifró en al menos 16 los autobuses incendiados y 41 las estaciones de Metro destruidas.  “Hay 208 personas lesionadas. 32 personas están hospitalizadas ensantiago, de las cuales 10 están en situación de gravedad, con fracturas, heridas y quemaduras", informó.

Las fuerzas de seguridad se vieron sobrepasadas por la multitud de actos vandálicos que estallaban en puntos muy diversos de la capital chilena, entre incendios en estaciones de metro, barricadas, e infinidad de saqueos en comercios, supermercados, bancos y hoteles. Lo que motivo la  declaración de emergencia para confiar al Ejército el control de la situación, a la que Gobierno sumó ayer  las regiones de Valparaíso, Concepción, las comunas de Coquimbo y La Serena, en la región de Coquimbo y la comuna de Rancagua, O’Higgins.

La presencia de militares ha ido en aumento para tratar de controlar los desmanes. Según el ministro de Defensa de Chile  9.000 militares cubren las 136 estaciones de metro y 43 instalaciones de infraestructura crítica, como distribución de agua, electricidad, combustible y gas, talleres del metro o aeropuertos. “Las fuerzas armadas se han concentrado en proteger las instalaciones básicas”, afirmó.

Además, las autoridades militares decretaron el toque de queda en Santiago, Valparaíso y Concepción hasta las 7.00 hora local (10.00 GMT), una medida que no impidió que, aunque en menor medida, siguieran los saqueos en centros comerciales y supermercados.  Tras sofocar las llamas de uno de los supermercados saqueados, las autoridades encontraron dos cuerpos calcinados y otra persona en muy malas condiciones que fue trasladada a un hospital  donde falleció.

El sistema de buses Transantiago fue suspendido en toda la capital y los principales centros comerciales y supermercados fueron cerrados,  los eventos culturales y deportivos cancelados y las embajadas han actualizado sus advertencias de seguridad para expatriados y visitantes, instándolos a evitar las multitudes.

En tres semanas, Chile planea recibir al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al presidente ruso Vladimir Putin y al mandatario chino Xi Jinping, entre otros, durante una cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico.

GALERÍA DE FOTOS





Más noticias