Opinión Dom. 14 Jul. 2019

“Si dicen la verdad, NO los vota nadie”

“Si dicen la verdad, NO los vota nadie”
Tamaño del texto

Nota de opinión de Joaquín Méndez, quien advierte, “esta política frívola, errática y corrupta está buscando unos cambios sin una razón sustentable. Cambios que solo hacen ricos más ricos y pobres más pobres” y afirma que, “Intentar que los políticos sean más honestos y menos corruptos. No se lograra a través de las opiniones en las redes”.

PORQUE NO ESCRIBO




Cada vez que me cruzo con conocidos del tiempo en que me dedicaba a investigar, escribir y difundir por “Puchero e pobre, Pobre puchero y por radio Musi K, una F.M. que por muchos años conduje junto a un amigo, Jorge Molina” y cada vez que hago, cansado de leer tanta cantidad de comentarios pelotudos, que se escriben en las redes, comunicación moderna, pienso y siento que esta es una nueva herramienta tecnológica de comunicación. Podrá advertirse, pues, que se trata de una experiencia casi en vivo que con la asistencia de algunos videos y fotos, algunos alterados, que se usan para intentar doblegar la opinión de aquellos que no se han sometido a intereses políticos espurios de corruptos indefendibles más que de lejos, por la comunicación en las redes. Para detectar errores claros en los textos que publican incurren en agresiones y hasta se convierten en jugadores y árbitros en situaciones decisivas de algún investigado por corrupción.
 
Lo apreciado en las redes no parece que va a concluir hoy, ni mucho menos, cada vez observo que hay más libertad para decir cualquier cosa. Algunos nombres que parecen haber olvidado su pasado no se llaman a silencio como si el paso del tiempo hubiera borrado su negro y corrupto pasado. Demasiadas ilusiones de haber encontrado siquiera el principio de alguna solución a través de discusiones estériles que tendrían que tratar de ser constructivas.
Toda interrupción demora el tiempo del entendimiento, es más, embrutece, son desprolijas y no queda claro el cumplimiento de sus principios fundamentales que mezclan hasta el cansancio. Estos detractores de cualquiera que no píense como ellos, dicen que la decisión siempre será del pueblo como si este no tuviera memoria ni pensamientos propios. El Kretino, el Macrista, el Menemista y hasta alguno que se dice radical o anti peronista, por definir algunos, siempre están visiblemente presentes en la revisión de lo que el otro diga, opine o publique, especialmente si estas opiniones rozan o tocan a corruptos o corruptas defenestradas, por lo general te dicen “y donde están las pruebas” sin detenerse a razonar que hay Fiscales y Jueces que los han investigados y acusado infinidad de veces.
Que no hay que hacerlo con urgencia, que hay que tomarse más tiempo, que el video de la Rosadita no es admisible como prueba, que las empresas que a la sombra del gobierno de Macri nos esquilman con los servicios, que los miles de despedidos no son tantos, que este I.N.D.E.C. no miente, que los pobres son heredados aunque cada vez son más, como si al que sufre necesidades le hiciere falta explicaciones más que soluciones, como si las palabras se pudieran comer y que los pobres que sufren fueran sancionados con hambre, mientras los que más tienen se enriquecen más y más. Esto solo se modificará si se consigue tener un pueblo educado, capacitado, libre e independiente. Tratar de ignorar que el gobierno de Macri favoreció y favorece a sus amigos empresarios y que la Kretina es mejor que él, es todo una falacia, son el mismo hijo de puta mal perro, uno como el otro. Un fallo claramente erróneo del gobierno es de comienzos de su gestión, desde el primer día, fue favorecer a los terratenientes, a las empresas mineras asesinas y envenenadoras de aguas y suelos que además no favorecen en nada ni al Estado ni a la gente. Dar piedra libre a las empresas de servicios para que nos esquilmen con las tarifas, se están llenando de riquezas, pero para los trabajadores nada, si se retoban mucho palo.
Bancar a Franco Macri con sus negociados con los chinos y continuarlos. Pero no dicen nada los opinologos de hacer una revisión de los hechos, nadie la pide, todos defienden su quinta como si esta fuera única. Jueces, más jueces, fiscales, más fiscales, denuncias, más denuncias, pero soluciones, nada.
El circo esta armado, no queda claro si alguien pide o quiere revisar su propia duda o su propio error o si una señal se lo indica desde afuera. Esto es la comunicación en las redes.
 
No resulta arriesgado afirmar a esta altura que el advenimiento de la tecnología se fue convirtiendo en clamor popular de quienes resultaron perjudicados en diferentes eventos a lo largo de la historia de esta Nación. Distintos momentos a lo largo de la vida del país. Puesto que no son suficientes las pruebas para demostrar sospechas o procederes dolosos, la Kretina, De Vido, Franco Macri y muchos más integrantes de esta banda de ladrones corruptos indefendibles, porque para mí son todos iguales, apelaren a la tecnología, que no deja de ser un recurso poco sutil para sentar quejas y poner en duda al hombre como único sujeto de tantos intereses y pasiones. Los principales objetivos de esta gente es parar el juego y volver a él sin esperar a que aclaren su situación, ayudar a la mejor decisión de sus intereses apelando al parcial para que le sirva de referí con una interferencia mínima y un máximo de beneficio y está destinado a hechos puntuales: errores manifiestos o groseros, incidentes no advertidos, el error en la identificación entre un delincuente corrupto y una víctima usando a la confusión de un cofrade o de un opositor de la misma forma.
A lo que me refería al principio y porque es que desde hace años que no escribo, es porque me canse. La experiencia advertida a través de los años de hacer tantas denuncias y siempre que la hacía inocentemente pensaba, este va a la cárcel. Ninguno de los que lleve a la Justicia fue preso.
No me deja la Justicia una sólida necesidad sobre su implementación. Por el contrario, la demora en la toma de las decisiones que se requirieron han interrumpido exageradamente a la Ley y esta no se cumplió. Hoy las redes de comunicación nos ponen casi cara a cara. Nos pone de frente a cada malandra que se me paran los pelos de la nuca cundo los leo, y pienso en tanta impunidad para unos y tanta injusticia para tantos otros, además, a repensar si estas sofisticadas búsquedas resultarán para mejor en el objetivo del pueblo. Finalmente, también serán vecinos y amigos quienes revisen la historia, nuestra historia. Quizás nos conduzcan a la hora de defender los enormes intereses que se exponen en una elección.
Tiene razón quien dijo que fue es y serán un emblema de la dignidad y la honestidad Humberto Illia, el Chino Balbin o que quisiera tener un presidente como el charrúa Pepe Mujica, Tabaré Vázquez o Mandela. Cuando afirmo que algo pasó entre nosotros, que nuestro afecto por la política, la buena política y los colores de nuestro partido se pelearon con la realidad, pienso que esto no es una ocurrencia.
Aquella intimidad entre amigos radicales y peronistas desapareció y hoy uno u otro es juzgado por la posición que toma al escribir su opinión en las redes. Creo que todos debemos esforzarnos más para mejorar a la Argentina, somos un pueblo gobernado por políticos corruptos sin corazón por la Patria ni por su gente, todos ladrones. El tiempo llega al fin, nos volvimos viejos y débiles pero no perdimos la capacidad de pensar. La aplicación y el uso de las inexistentes reglas de las redes es una consecuencia de todo ello, si no ayudan a reducir errores que modifiquen un resultado político injusto.
La lista de resultados electorales que fueron desastrosos, es mínima en proporción a la cantidad de corruptos en el mismo periodo. Pero obviamente son las fallas las que quedan registradas hasta su mistificación. Y las hay de todas las dimensiones y colores.
El famoso salariazo, justicia social y revolución productiva, es lo mismo que propuso Macri, pobreza cero, son mentiras, lo sabemos hoy y lo sabíamos antes de votar, pero necesitamos creer. Nunca un resultado volverá hacia atrás por la opinión de las redes ni por la televisión. Adviértase que en el primer nivel los políticos convierten a los errores y horrores personales haciendo que terminen como errores colectivos.
 
Advierto con preocupación que esta política frívola, errática y corrupta está buscando unos cambios sin una razón sustentable. Cambios que solo hacen ricos más ricos y pobres más pobres. La tecnología mínimamente sería y serviría como paliativo, el más admisible de ellos. Pero intentar que los políticos sean más honestos y menos corruptos, eso solo lo puede lograr un poder judicial como el de Brasil o Italia. No se lograra a través de las opiniones en las redes. Las buenas personas y los buenos políticos hoy son escasos, no se enoje ni se dé por aludido a no ser que usted sea uno de ellos. Ahora amigos, se dan cuenta de porque no quiero escribir…
SI DICEN LA VERDAD NO LOS VOTA NADIE



*Joaquín Méndez

GALERÍA DE FOTOS





Más noticias