Cultura Ju. 26 Sep. 2013

Se conformó la primer cooperativa cultural de la Provincia

Tamaño del texto
Un grupo de mujeres de la cultura fueguina plasmaron la idea en febrero del 2012 y se conformaron en la primera cooperativa cultural de la provincia. El objetivo es promover la cultura a través de los principios cooperativistas.
El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social -INAES- concedió la matrícula Nº 48183 a la Cooperativa Cultural de Tierra del Fuego, “Sembrando Cultura”, integrada por Susana Pintos, Norma Noguera, Marta Toresani, Alejandra González, Mirta Villegas, Erica Godoy y Vanina Cardozo.
 
Durante la entrevista radial en el programa “Así de Simple” que se emite por radio Fundación Austral, la Presidenta de la Cooperativa y docente Susana Pintos, contó con emoción como nació la idea de dar espacio a este emprendimiento. “Fue por iniciativa de un grupo de mujeres con anhelos de superación, habíamos decidido que el nombre que le pondríamos a la cooperativa tendría mucho que ver con lo que queríamos hacer”, manifestó. “Sembrando Cultura, respondería a la necesidad de promover una cultura local con la mirada social basada en los principios cooperativistas”, agregó.
 
Pintos enumeró los logros obtenidos, respondiendo al objetivo que dio origen al proyecto cooperativista: el de brindar capacitaciones a la comunidad en distintas disciplinas, la organización de festivales entre otras acciones para promover la cultura local. Se fundó un programa radial y una escuela de danzas tradicionales, al que dieron el nombre de “Huella Fueguina”, que otorga títulos a nivel privado. También un taller artístico de dibujo, pintura y grabado.
 
Además detalló que el tiempo del proceso no fue tarea fácil “No fue sencillo, generar estos logros, dado que éramos una cooperativa en formación, y a dónde íbamos a golpear puertas nos solicitaban la matrícula que no teníamos. Pero gracias a la perseverancia de cada una de nosotras se lograron algunos objetivos, con la ayuda de buena parte de la comunidad que supieron confiar en nosotras. Esto renueva la vitalidad para seguir con más ahínco nuestro andar, junto a la comunidad, que nos da su apoyo y aliento”, rescató.
 
En este mismo sentido, recordó que redactar el proyecto también tuvo sus complicaciones. “Había que ponerse a escribir, no éramos solamente una cooperativa de trabajo, era un camino que había que hacer, hubo que corregir varias veces, lo que hizo que se demore. Siempre destaco la perseverancia que tuvimos, y no decaer cuando desde Buenos Aires, el proyecto volvía con correcciones, y había que volver a escribir y replantearse las cosas. Además tuvimos la fortuna en el grupo de tener a una persona muy destacada a quien amamos, y es Normita Noguera, la síndico de nuestra cooperativa, ella nos iba guiando con esto, y decía hay que tener en cuenta esto o aquello. Nosotras queríamos hacerlo rápido, y terminábamos omitiendo cosas, después venían las correcciones”, destacó.
 
Mirando hacia el futuro, Pintos señaló que “ya tenemos otros desafíos que iremos desarrollando de a poco, nosotras éramos un grupo de mujeres que ya trabajábamos en lo cultural pero no como una unidad”, finalizó.
 
Para conocer más acerca de la Cooperativa, agenda cultural y otros: https://www.facebook.com/sembrandocultura.cooptdf

Más noticias