Opinión Do. 08 Sep. 2013

Sistema Cloacal de Ushuaia: ¿Al borde del Colapso o de una Solución?

Tamaño del texto
El viernes pasado se realizó una recorrida de los distintos puntos de la ciudad donde se vislumbra mayor contaminación en el sistema cloacal, en el marco de una medida cautelar que fuera iniciada ante la Justicia Fueguina.
El sistema cloacal de Ushuaia se encuentra colapsado. ¿Quién puede dudarlo? Basta caminar por la costa de la ciudad para que las descargas de efluentes cloacales a cielo abierto cada 100 metros aproximadamente, con su característico olor, nos den un golpe de realidad difícil de olvidar. Todos sufrimos esta situación, quizá en nuestro caso con mayores consecuencias porque debemos convivir con el deterioro del medio ambiente y de nuestra salud a diario.
El sistema cloacal de Ushuaia es un gravísimo problema de la ciudad provocando una desvalorización económica, turística y urbanística, generando fuerte impacto en la actividad económica de nuestra ciudad. A ello, debemos agregar el costo económico que implican las tareas de reparación de los impactos negativos ambientales. La falta de seriedad con que se trata de esquivar las responsabilidades sobre el tema es sorprendente. Es imperativo que los ejecutivos tanto municipal como provincial se sienten a dialogar, con verdadera vocación de servicio, en beneficio de todos.
Parece ser que la discusión ahora, fuera sobre a quién pertenece la responsabilidad del saneamiento de ésta problemática. No creo que los vecinos tengan dudas, la responsabilidad es de todos, sin distinción si la jurisdicción es municipal, provincial o nacional. Nadie puede mirar para otro lado.-
Hoy vemos que la Justicia interviene paulatinamente cada vez más en cuestiones que se deben resolver desde la política, funciones obvias del estado se cumplen obligadamente porque la justicia así nos lo recuerda mediante sentencias que hablan de lo obvio: la correcta y justa administración de la cosa pública, la responsabilidad asumida al conducir una ciudad o una provincia, la obligación de cumplir con las funciones que nuestra Carta Orgánica nos impone.-
Se vislumbra un principio de solución, se avanza más lento de lo que las turbias aguas bajan a la Bahía de Ushuaia, pero al menos podemos decir que se está trabajando para mejorar la situación, no para solucionarla. Podemos concluir, que si bien, en nuestra ciudad, el problema de volcamiento de efluentes, se mantiene por falta de una solución integral, que requiere de la decisión política de realizar la inversión necesaria para una solución definitiva del mismo, contamos con un marco normativo adecuado, seguramente perfeccionable y con organismos capaces de ejercer el control.
El Estado debe dar el ejemplo, para luego poder ejercer de forma adecuada el poder de policía.-
De lo que estoy convencido que la solución no debe venir de la mano de la Justicia. La solución está al alcance de la mano, basta con saber gestionar y distribuir los ingresos estatales para poder de esta forma solucionar los problemas a largo plazo y no emparchar problemas que la ciudad viene arrastrando desde hace ya demasiado tiempo.-
Hay que hacerse cargo y dejar de culpar a los demás. En suma, hay que ponerse los pantalones largos, asumiendo la responsabilidad que cada uno tenemos desde el lugar que ocupamos, dejando de lado falsos eufemismos y trabajando en post de la comunidad.-

Más noticias