Salud Ma. 30 Abr. 2013

La fundación Garrahan prosigue con la capacitación de promotores en salud

Tamaño del texto
La Fundación del Hospital de Niños ‘Dr. Profesor Pedro Garrahan’ continúa este año brindando la capacitación de Promotores en Salud, merced a un convenio realizado entre el Municipio de Río Grande y esa entidad de bien público. Esta capacitación se llevó a cabo en el CGP Padre Zink y fue brindado por profesionales y especialistas de esta fundación encabezados por la Coordinadora Nacional del Programa de Reciclado del Garrahan, licenciada Patricia Gavilán, el pasado sábado. De este encuentro part

La subsecretaria de Salud del municipio, doctora Margarita Gaya explicó que “es el segundo encuentro del módulo, en el que participan profesionales del Garrahan, en esta oportunidad, la licenciada Patricia Gavilán, que está exponiendo sobre Ecología y Medio Ambiente. Sabemos nosotros, y agradecemos profundamente a la Fundación Garrahan, porque sabemos que lo hacen en forma gratuita, que son personas que están constantemente trabajando con nuestro municipio, porque, como dijo el señor intendente Gustavo Melella, todo lo que sea para mejora de nuestra ciudad bienvenido sea. Justamente, los promotores de salud son un puente, vendrían a ser el puente de comunicación, entre el centro de salud y la comunidad.”


En tanto la licenciada Gavilán confió que “me ha dado mucha felicidad, porque los conocimientos que tengo los pude transmitir y la gente se quedó movilizada. Hemos estado conversando sobre la problemática ambiental a nivel nacional y mundial. Como ciudadanos activos podemos participar, tanto a nivel individual, para poder proteger nuestros recursos naturales; que en definitiva, todo lo que le estamos haciendo a la naturaleza nos está volviendo”.

Agregó que “hemos compartido algunas cifras de la cantidad de gente, a nivel mundial, que se está muriendo y que, de una vez por todas, tenemos que reaccionar. Entonces, justamente como ciudadanos activos participar; desde el punto de vista individual con cambios sencillos que cada uno podemos hacer y, desde el punto de vista de ciudadanos activos, poder exigir, también, que se hagan más cosas, más y mejor quizá, pero participando también desde el lugar de casa y pensando que todo se resuelve en casa sin ninguna acción individual”.


La coordinadora del Garrahan compartió que estos futuros promotores “van a poder, en cada comunidad, transmitir, en realidad, comunicar, porque dejamos bien en claro que no es lo mismo transmitir que comunicar; comunicar es esa comprensión mutua, ponernos en el lugar del otro, entender que hay un receptor que puede ser diferente a nosotros y estar preparados también para comunicarnos de una forma, justamente, de esa comprensión mutua, lograr ese diálogo, lograr esa interacción. Así que ellos están bastante preparados para poder salir a cambiar hábitos, en forma individual como a nivel local”.

Además, se están prometiendo ellos mismos cambios individuales como caminar más, compartir vehículos para no emitir tanto dióxido de carbono en la atmósfera y no seguir contaminando, como apagar la hornalla en casa, como tratar de reutilizar más elementos, reciclar, no consumir tanto, también es así, el hecho que uno está en esta sociedad consumista que te lleva todo el tiempo a comprar y tirar, volver a comprar y nuevamente desechar, también tenemos que cambiar un poquito esa mentalidad de consumidores desaforados y de decir, si lo que estoy comprando lo necesito o no, porque eso en definitiva se termina convirtiendo en basura y bueno, esta problemática actual que tenemos, no solo localmente, sino a nivel mundial, de generar cada vez más toneladas y toneladas de basura; se estima que si se sigue con este nivel de aumento en no muchos años más va a aumentar en un treinta por ciento las toneladas de basura, vamos a llegar a los trece mil cien toneladas a nivel mundial por día”.

“También les vine a contar y a agradecer, porque aquí yo sé que hay mucha gente comprometida, y vine a sumar, también, más adeptos para el programa de reciclado, y que puedan seguir juntando las tapitas y las llaves de bronce, los papeles, que bueno, esos elementos dejen de convertirse en basura, y que realmente vuelvan a la cadena de consumo convertidos en otros productos, eso desde el punto de vista ecológico. Desde el punto de vista solidario, todos esos elementos se terminan transformando en recursos para la Fundación Garrahan que, en definitiva, terminan transformándose en salud. Así que, realmente, la conciencia que podamos lograr con una tapita, como yo digo siempre, suma y hace a la cantidad y millones de tapitas que ya llevamos recuperadas, vos pensá que nosotros, desde hace catorce años que estamos con el programa de reciclado, y toda la cantidad que podamos sumar de tapitas, de papeles y de llaves, podría llenar sesenta estadios de fútbol. O sea, pensá esos sesenta estadios de fútbol, a dónde hubieran ido a parar”.

“La verdad, la mitad de los gastos de Casa Garrahan se mantienen con el Programa de Reciclado. Se pagan becas de perfeccionamiento para el equipo de salud. Se paga todo lo que es oxígeno, terapias a domicilio, para que lo niños puedan volver a su hogar. Se les alquila mochilas de oxígeno, tubos de oxígeno, saturómetros. Se hacen obras adentro del hospital; como los quirófanos de quemados que se hicieron hace poco tiempo. Se compra equipamiento. Todo esto que te estoy diciendo se hace, específicamente, con el Programa de Reciclado. O sea que, realmente, la gente tiene que entender que vale la pena, que entiendan cuál es el fin, que realmente, más allá de lograr un niño sano, en un medio ambiente sano, estamos justamente ayudando a los chicos que se atienden en el Hospital Garrahan que es un hospital nacional, donde se atienden los casos más graves de todo el país. Es un hospital de todos”, concluyó.

 

Más noticias