Salud Lu. 15 Oct. 2012

Recuerdan la importancia de los hábitos alimentarios saludables

Tamaño del texto
En el Día Mundial de la Alimentación, desde la Dirección de Promoción de la Salud se recordó la importancia de los hábitos alimentarios saludables para prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida.
 
La Directora de Promoción de la Salud, Marina Goyogana, resaltó que “no existe salud sin una buena nutrición y, a la vez, sin salud no es posible un buen estado nutricional”.
 
En el año 1979, la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación estableció el 16 de octubre como “Día Mundial de la Alimentación”, con el objeto de concienciar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y el derecho a una alimentación variada y completa en las diferentes etapas de la vida.
 
“En la Argentina hay abundancia y variedad de alimentos, sin embargo, el principal problema alimentario de la población es la dificultad para acceder a una adecuada alimentación”, explicó Goyogana, y especificó que “dicho acceso depende de los precios de los alimentos, de la capacidad de compra y de las costumbres alimentarias”.
 
En relación a la situación de salud, en nuestro país “conviven dos tipos de problemas nutricionales, unos por defecto y otros por exceso, característico este último de nuestra provincia”,  comentó la funcionaria, manifestándose  en  “enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión y problemas cardiovasculares, entre otros; donde los estilos de vida están relacionados estrechamente con la alimentación”.
Estos problemas pueden ser prevenidos con intervenciones adecuadas como “la educación alimentaria y nutricional, a través de la cual es posible promover estilos de vida saludables; alentando el consumo de alimentos variados, corrigiendo hábitos alimentarios perjudiciales y reforzando aquellos adecuados para mantener la salud”, comentó la doctora.
 
Goyogana destacó la importancia de “aprender a seleccionar, comprar y combinar los alimentos de una manera adecuada para lograr una alimentación saludable”.
 
Pautas para una alimentación saludable

Comer con moderación e incluir alimentos variados en cada comida.
Comer diariamente frutas y verduras de todo tipo y color; consumir en todas las edades distintos tipos de lácteos, variedad de panes, cereales y legumbres.
Disminuir el consumo de azúcar, sal y bebidas alcohólicas.
Tomar abundante agua durante todo el día.
Aprovechar el momento de las comidas para el encuentro y el diálogo con el otro.
 
 
USHUAIA, 15 de octubre.-

Más noticias