Internacional Lu. 05 Sep. 2022

Liz Truss será la sucesora de Boris Johnson

Tamaño del texto
La actual ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss, será la próxima primera ministra del Reino Unido, por lo que deberá tomar de inmediato las riendas del Gobierno para hacer frente a la crisis económica y energética que vive el país, amenazado por las huelgas.
Tras una reñida campaña durante julio y agosto para reemplazar a Boris Johnson, que dejará el cargo tras verse envuelto en una serie de escándalos, Truss venció con 81.326 votos frente a los 60.399 de su rival, el exministro de Finanzas Rishi Sunak, con una participación del 82,6% de los miembros del partido.
 
El resultado de la elección interna, que cerró el viernes, fue anunciado este mediodía por el vicepresidente del partido, Graham Brady, en una ceremonia en el centro de Londres.
 
Apodada como la nueva "dama de hierro", Truss, de 47 años, la favorita del ala derecha del Partido Conservador, se convertirá mañana en la tercera mujer primera ministra del Reino Unido, después de Margaret Thatcher y Theresa May, cuando tome posesión del cargo ante la reina Isabel II.
 
En su discurso de agradecimiento, rindió homenaje a Johnson y dijo que llevó el Brexit a buen puerto, guió al país a través de las crisis, entre ellas la pandemia y la guerra de Ucrania.
 
"Boris, lograste el Brexit, aplastaste a (el exlíder laborista) Jeremy Corbyn, lanzaste la vacuna y te enfrentaste a (el presidente ruso) Vladimir Putin", expresó.
 
A Truss le espera en los próximos días el desafío de enfrentar rápidamente la crisis del costo de vida en el país, como consecuencia de la inflación y la crisis energética que está azotando a los británicos.
 
En ese sentido, prometió actuar rápidamente sobre las subas de las tarifas de energía, que aumentaron más del 80%, reducir los impuestos y hacer crecer la economía.
 
Para el jueves se espera que haga un anuncio. Una de las posibles medidas para ayudar a los hogares con dificultades podría ser congelar las facturas de gas y electricidad.
 
"Sé que es por eso que la gente votó por nosotros en 2019 y, como líder de su partido, tengo la intención de cumplir lo que prometimos a esos votantes en todo nuestro gran país", expresó.
 
Insinuó también que no habría elecciones generales en el corto plazo, tras reafirmar que su Gobierno cumplirá y obtendrá una gran victoria para el Partido Conservador en 2024.
 
Según los principales medios británicos, a pesar de la diversidad de funcionarios que figuran para formar gobierno, es probable que su gabinete se incline fuertemente hacia la derecha.
 
Tras el resultado, el líder laborista, Keir Starmer, expresó en un tuit que le gustaría felicitar a la próxima primera ministra mientras se prepara para el cargo, pero lamentó la situación en la que está el país.
 
"Después de 12 años de los conservadores, todo lo que podemos demostrar son salarios bajos, precios altos y una crisis del costo de vida. Solo los laboristas pueden brindar el nuevo comienzo que nuestro país necesita", agregó.
 
Más tarde, en conversación con los medios británicos, Starmer se refirió también a la crisis energética y dijo que hay un consenso político para que se congelen las tarifas.
 
"Ella debe preguntarse cómo va a pagar eso. Los laboristas dejaron en claro que debe ser un impuesto sobre las ganancias inesperadas para las compañías de petróleo y gas", subrayó.
 
En una carta a los miembros de su partido, el principal líder de la oposición aseguró que Truss no tiene respuestas a la crisis que enfrenta el país.
 
"Después de años sirviendo en gabinetes conservadores, asintiendo con las decisiones que nos metieron en este lío, Liz Truss simplemente no tiene las respuestas a esta crisis", escribió.
 
Starmer dijo que su partido estableció planes totalmente financiados para garantizar que nadie pague un centavo más en sus facturas de energía este invierno.
 
"Porque los laboristas están del lado de los trabajadores, mientras que los conservadores son el partido que protege las ganancias del petróleo y el gas", afirmó.
 
"Mirar hacia el invierno es aterrador. He conocido jubilados que no saben cómo calentarán sus casas y padres que tendrán que saltarse comidas para que sus hijos puedan comer", expresó.
También la principal ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, y el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, pidieron a Truss que congele los precios de las tarifas de energía.
 
A su vez, tras dar la bienvenida al nombramiento de Truss, desde el sector empresarial la instaron a tomar medidas para ayudar a las compañías que, a diferencia de los hogares, no están protegidas por un tope en el precio de la energía.
 
El presidente de la Federación de Pequeñas Empresas, Martin McTague, dijo a la BBC, que las subas de las tarifas de gas y electricidad "deben abordarse con urgencia".
 
En tanto, el director general de la Confederación de la Industria (CBI), Tony Danker, sostuvo en un comunicado que las circunstancias excepcionales que enfrentan ahora significan que el Gobierno debe desempeñar un papel central en el apoyo de la economía.
 
"Felicitaciones a la nueva primera ministra. Este es un momento extraordinariamente difícil para liderar el país y ella cuenta con el apoyo total de las empresas para enfrentar juntos los desafíos compartidos", afirmó.
 
"Puede que esta no sea la pandemia, pero las circunstancias excepcionales que enfrentamos ahora significan que el Gobierno debe desempeñar un papel central en el apoyo a nuestra economía. Y si nos tomamos en serio que el Reino Unido vuelva a crecer, asegurándonos de que cualquier desaceleración sea breve y superficial, necesitamos un plan serio de crecimiento", agregó.
 
El nombramiento formal de Truss se producirá cuando Johnson presente mañana su renuncia a la reina Isabel II en Balmoral, la residencia de verano de Isabel II en Escocia.
 
Por primera vez en sus 70 años de reinado, la monarca de 96 años no viajará a Londres para esta ceremonia, debido a sus crecientes problemas de movilidad.
 
Se espera que la nueva premier pronuncie un discurso ese mismo día en Downing Street y anuncie su gabinete para debatir el miércoles en el Parlamento con el líder de la oposición laborista.

Más noticias