Internacional Lu. 26 Jul. 2021

El Parlamento francés aprueba el pase sanitario

Tamaño del texto
El Parlamento francés aprobó, con 195 votos a favor y 129 en contra, la ley que establece el pase sanitario para vacunados contra el coronavirus. El proyecto regula el uso del certificado para ingresar a la mayoría de establecimientos públicos y obliga al personal sanitario a vacunarse. "Cuando la ciencia da armas, hay que utilizarlas", dijo el presidente Macron, que insistió que la vacuna es "la única protección eficaz de luchar contra el virus".
Desde el pasado miércoles el certificado sanitario de vacunación se impuso mediante decreto para la entrada en museos, cines, teatros y salas de deporte.
 
Pero el Ejecutivo quiere también que el documento se extienda en agosto para entrar a bares, restaurantes, cafeterías, centros comerciales y transportes públicos de largo recorrido. Cuyo objetivo sería acorralar al máximo a los antivacunas.
 
El proyecto de ley empezó a ser debatido el pasado miércoles en la Asamblea Nacional hasta su aprobación 48 horas más tarde, y tardó casi 24 horas en ser aceptado por el Senado, la pasada madrugada.
 
Las medidas aprobadas estarán vigentes mientras se mantenga el estado de emergencia fijado hasta el 15 de noviembre. Y cualquier nueva prolongación deberá ser previamente aprobada por la Asamblea Nacional.
 
Esta estrategia para impulsar el número de personas inoculadas provocó protestas durante el fin de semana, cuando salieron a la calle más de 160.000 manifestantes en todo el país para oponerse a una iniciativa que, según afirman, erosiona libertades civiles.
 
El presidente Macron anunció hoy que casi el 60% de la población ya recibió  al menos una dosis.  Después de que 4 millones de personas se vacunaran en las últimas dos semanas, casi el 60% de la población está ahora parcialmente o completamente inmunizada, tuiteó Macron durante una visita oficial a la Polinesia Francesa.  "Todos juntos derrotaremos al virus. ¡Seguimos!", aseguró.
 
 Unos 33,2 millones de personas en Francia, casi la mitad de su población, están completamente vacunadas, informó el Ministerio de Salud.
 
El anuncio llega horas después de que el Parlamento francés aprobara el uso del pase sanitario como una herramienta en el día a día para luchar contra la Covid-19.
 
Francia registró más de 16.000 nuevos casos de covid-19 el domingo, tras casi 23.000 el sábado, un aumento causado por la variante Delta, más contagiosa.
 
Más de 111.000 personas han perdido la vida en este país europeo desde el inicio de la pandemia.
 
La votación que aprobó definitivamente el pase sanitario se realizó anoche en el Senado tras un acuerdo entre legisladores de las dos cámaras.
 
El partido gobernante enfrentó dificultades para lograr la aprobación legislativa, porque aunque tiene mayoría en la Asamblea Nacional, la cámara baja, el Senado está dominado por la oposición.
 
La legislación aún debe ser ratificada por la máxima autoridad administrativa de Francia, el Consejo Constitucional, antes de convertirse en ley, un paso solicitado por el primer ministro, Jean Castex.

Más noticias