Actualidad Vi. 10 May. 2019

“El neoliberalismo es el modelo de los abrazos de despedida”

Tamaño del texto
El presidente del Foro de Empresarios Nacionales, Eduardo Benedetti, analizó la realidad de nuestro país con fuertes cuestionamientos a las políticas del Gobierno nacional. Aseguró que “el peor producto que nos va a dejar Macri, no es ni siquiera la deuda externa, sino la desilusión de los miles de emprendedores que pusieron capital, trabajo y a su familia para crear una industria y hoy se vieron afectados por estas políticas. Estas personas que se quemaron con leche, hoy ven una vaca y lloran”.
El Foro de Empresarios Nacionales (FEN)nació en 2015 luego de la derrota electoral de Daniel Scioli por la presidencia frente a Mauricio Macri, sabiendo que “iba a venir a destruir la industria, un modelo agrodependiente y exportador de materias primas. Y no nos equivocamos”, sentenció el presidente de la entidad, Eduardo Benedetti, en diálogo con Pal’Sur.
“No es una entidad gremial sino una entidad estrictamente política. Creemos en las políticas nacionales y populares, y en la industrialización del país para hacerlo más justo, más libre, mas integrado al mundo, en igualdad de condiciones y no como esclavos”, añadió el dirigente, a la vez que destacó: “Somos empresarios que tenemos la particularidad de que todos militamos en política. Y hemos conformado varios equipos técnicos para poner en marcha nuestras ideas en varias provincias”.
Con respecto a la gestión anterior, encabezada por Cristina Kirchner, Benedetti lo calificó como un “modelo virtuoso en términos generales, aunque en cuestiones particulares pueden encontrarse algunos defectos”.
No obstante, sostuvo que “sin duda el Gobierno de Macri es un gobierno anti-nacional planteado estrictamente para destruir la República y transformar al puerto de Buenos Aires como el único factor de poder computable en el país, atado indisolublemente con el capitalismo financiero. No con el productivo, que a la larga es virtuoso, porque crea trabajo, genera inversiones”.
“Nosotros dijimos que esto iba al desastre y desgraciadamente no nos equivocamos. En el ámbito empresarial Macri tenía gran cantidad de aplaudidores que no entendían que ellos mismos estaban afilando el hacha con la cual les iban a cortar la cabeza. Hoy están llorando por las pérdidas que están sufriendo”, apuntó Benedetti.
En este sentido, el titular del Foro de Empresarios aseguró que “el peor producto que nos va a dejar Macri, no es ni siquiera la deuda externa, sino la desilusión de los miles de emprendedores que pusieron capital, trabajo y a su familia para crear una industria y hoy se vieron afectados por estas políticas. Estas personas que se quemaron con leche, hoy ven una vaca y lloran. Todo ese capital emprendedor y los trabajadores que habían aprendido su oficio con maestría se está destruyendo”.
Por otra parte, Benedetti negó que actualmente se esté llevando adelante un proceso de extranjerización de las empresas argentinas “pero creo que es la intención con respecto a las grandes empresas argentinas. Todo lo que está ocurriendo con la causa de los cuadernos fotocopiados tiene por objetivo tres o cuatro empresas argentinas. Destruirlas y comprarlas a precio vil para que se las quede el capitalismo financiero”.
“La industria es sinónimo de Nación. Allá por 1872 Carlos Pellegrini le decía al ministro de Economía que ‘sin industria no hay Nación’, y el ministro le contestaba (parece Dujovne) para qué vamos a hacer una fábrica en Argentina si podemos enviarle el trigo a Genova para que hagan fideos, que los hacen más ricos por el agua, cosa que es mentira. Estos equipos de gobernantes conciben el país para 5 o 6 millones de personas”, señaló.
En este contexto, señaló que el “problema de la Argentina es político y ellos creen que por haber ganado las elecciones el tema político estaba resuelto. Y se dedicaron a construir un sistema económico financiero atado al capital financiero internacional; por eso se endeudaron como se endeudaron, por eso fueron al FMI y por eso castigan al obrero ni les interesa el consumo, ni el mercado interno. Lo único que les interesa son sus negocios personales”.
“La importancia del mercado interno es fundamental. Si este país funcionara como tendría que funcionar, con una visión nacional y popular, el salario sería todo. Cuando una empresa se instala en el país, sea de capital nacional o extranjero, lo único que tenemos que preguntarle es a quienes piensan servir. Si te dicen que van a producir acá para exportar todo, esa empresa no es buena para el país, porque lo que va a tratar de conseguir es el salario más bajo posible para que lo que produce salga lo menos posible; pero si te contesta que lo que va a producir es para el mercado interno argentino, sí sirve a nuestro país porque va a tratar de lograr que los trabajadores tengan salarios altos, para así poder tener un mercado donde colocar su producto”, reflexionó.
“El mercado interno produce una simbiosis del éxito empresario y al mismo tiempo de justicia social. Los gobiernos neoliberales son los gobiernos de los abrazos de despedida, porque el futuro para los jóvenes está en el extranjero y por eso se van a buscar el futuro a otra parte. Pero los gobiernos nacionales y populares son los gobiernos de los abrazos de bienvenida, ya que multiplican el mercado interno y crean estructuras para servirlos y así vuelven los jovenes para trabajar en el futuro”, graficó Benedetti.
Asimismo, el presidente del FEN consideró que “todo lo que vienen haciendo premeditado. No tengo absolutamente ninguna duda. Decir que se equivocaron es hacerles un favor. Traicionaron al país y lo saben porque ellos quieren otro país: un país dependiente, un país para pocos donde la mayoría de la población pase hambre para servir a los intereses del capital al que ellos sirven”.
Por ello, consideró que “la primera medida del gobierno nacional y popular que venga, tiene que hacer un esfuerzo titánico para en el corto plazo firmar un acuerdo social para que los distintos sectores de la argentina no se apresuren en pedirle a ese gobierno la solución de todos los problemas al mismo tiempo. Tiene que dosificarse la solución de los problemas y esto exige paciencia y la paciencia solo puede venir de un parto social como el que firmo Perón en 73´ con todos los sectores de la vida nacional”.
“Muchas entidades jugaron contra el gobierno de Cristina, entre ellos la Unión Industrial Argentina. Hoy están llorando lo que hicieron, porque el fruto de lo que ellos ayudaron a construir se les volvió en contra. En general, desde 1810 a la fecha, excepto honrosas excepciones, las centrales empresarias siempre jugaron en contra del interés del país”, añadió.
Por último, aseguró que “todos se ponen contentos por vender gas. Es una locura vender un recurso natural para que otros trabajen y el pueblo argentino está desocupado. Creemos las medidas necesarias, con una fuerte intervención del Estado, que es la única manera de hacerlo. Pongamos las petroquímicas para dar valor agregado argentino.
“Todas estas políticas tienden a dar trabajo en otro país y acá el negocio es rápido de extraer y vender. No solo en el petróleo pasa esto, sino en el agro también. Es realmente una aberración todo lo que está pasando”, concluyó.






Galería multimedia

Más noticias