Malvinas Vi. 09 Mar. 2018

El Gobierno distinguió a Roger Waters y al capitán británico que enterró a los argentinos en Malvinas

Tamaño del texto
El músico inglés ex líder de Pink Floyd, Roger Waters, junto al ex combatiente Julio Aro, la periodista Gabriela Cociffi y el coronel británico Geoffrey Cardozo, fueron distinguidos en la embajada argentina en Londres con la "Rosa de la Paz" por su trabajo para lograr identificar 90 tumbas de los 121 soldados enterrados en el cementerio de Darwin.
 
En la residencia argentina en Londres, el embajador Sersale  distinguió al ex Pink Floyd,  al ex capitán del Ejército Británico, Geoffrey Cardozo, el ex combatiente Julio Aroy la periodista Gabriela Cociffi.

Cuatro personas que fueron claves  en los inicios del proceso de identificación de los soldados argentinos  enterrados en las Malvinas con una lápida  "Soldado Argentino Sólo Conocido por Dios". Todos  recibieron una de las emblemáticas Rosas por la Paz, creadas por  el artista Pallarols.

Fue el ex combatiente Aro, de la fundación "No Me Olvides", de Mar del Plata, quien contó cómo apareció el músico británico en escena.  Dijo que la mamá del soldado José Honorio Ortega, Sonia Cárcamo, fue la primera familiar directa que apoyó lanzar una iniciativa para identificar los cuerpos. Y que a través de Cociffi, que entonces trabajaba en revista Gente y venía publicando historias de estas mamás, le llegó una carta a Waters de Cárcamo.

En marzo de 2012 el ex Pink Floyd vino al país y le pidió a la ex presidente Cristina Kirchner que se movilizara con los no identificados en Darwin. Cristina lo hizo, y se lo pidió a la Cruz Roja.

En la ceremonia estaba el director del  Proyecto Humanitario de la Cruz Roja para la identificación de los argentinos, el suizo Laurent Corbaz confirmó que de los 122 restos que exhumaron en  121 tumbas   al día de hoy ya identificaron  90.  Por eso enfatizaron la necesidad de que las familias accedan a este proceso.

Por su parte Roger  Waters aseguró, "Me siento muy honrado por este premio y debo decir que son dos recompensas que uno recibe: una es la del sentimiento por el trabajo humanitario realizado y la otra es el hecho de estar hoy aquí".

Más noticias