Nacional Ma. 16 Ene. 2018

"No vengas, sos una pelot…": el mensaje de Triaca a su empleada

Tamaño del texto
El Ministro de Trabajo Jorge Triaca, habría despedido por WhatsApp a su “casera” y asistente, en la quinta de su propiedad, Sandra Heredia. La mujer estaba en negro. El audio se viralizó en las redes sociales.
 
El audio lo dio a conocer el portal OPI Santa Cruz. “Sandra, no vengas eh. No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!”. Con esta frase, el ministro de Trabajo despidió a una “casera” de su vivienda. La que la recibió es Sandra Heredia, su “casera” y asistente en la quinta propiedad del funcionario.
 
Heredia es una empleada que desde el año 2012 lo asiste en la quinta ubicada en Panamericana la cual es propiedad de Triaca junto con sus hermanos.  La empleada del Ministro de Trabajo estaba en negro y no cobrará preaviso ni indemnización por el despido.
 
En declaraciones al portal OPI, Heredia  afirmó: “Todo empezó un sábado cuando no llegué a tiempo para abrirle la puerta y Triaca se enojó. Quiero aclarar que no es que no fui, solo me retrasé diez o quince minutos porque al salir justo con el tiempo, se me atrasó el colectivo y no llegué algunos minutos antes que él llegara, como hacía siempre”, revela.
 
Luego, le llegó el  mensaje de voz  de  Jorge Triaca,  notablemente enojado  la llena de insultos. “¡Sandra no vengas eh? no vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre! ¡Sos una pelotuda!”.
 
“Realmente me puse muy mal porque no me lo esperaba de él -remarcó la ex empleada del ministro-. Yo he sido siempre una persona fiel, respetuosa y reservada; nunca le dije que no, ni puse justificaciones para no hacer algo y sabiendo todo lo que me cuesta moverme y cumplir con mis trabajos, me envió un audio con este insulto, que creo no merecer. Nunca me había enviado un audio, fue el primero y lo que me dijo me dolió mucho”, aseguró Heredia.
 
Y relata: “A mi me echaron como un perro. Porque el sábado estaba en mi casa en la quinta, donde me encontraba pintando, y se acercó el cuñado de Jorge, Sergio Borsalino, y me pidió que me fuera porque ya no trabajaba más”, indicó.

Más noticias