Malvinas Mi. 25 Ene. 2017

El Diputado Carmona y Alicia Castro le solicitaron a Mark Zuckerberg retire las banderas ilegítimas de Malvinas de Whattsap

Tamaño del texto
El Vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados Guillermo Carmona, y la integrante del Observatorio Malvinas de la Cámara de Diputados Alicia Castro, escribieron una carta dirigida a Mark Zuckerberg, Presidente y Director Ejecutivo de Facebook Inc., a fin de solicitarle intervenga para dejar sin efecto la incorporación de las banderas ilegales de Malvinas y de Georgias del Sur y Sandwich del Sur del servicio de mensajería de WhatsApp y por lo tanto las retir
En la misiva Castro y Carmona expresan que "como ciudadanos argentinos y en virtud de nuestro compromiso público con la defensa de la soberanía nacional nos sentimos en la obligación de expresarle nuestro rechazo a tal decisión que se encuentra en abierta contradicción con la reivindicación de soberanía que la República Argentina realiza respecto de ese territorio y por desatender abiertamente el tratamiento que la Organización de Naciones Unidas otorga a la Cuestión Malvinas. Nuestro rechazo a la decisión de su compañía ha sido formalizado en la presentación de un Proyecto de Resolución ante la Cámara de Diputados de la Nación, cuya copia adjuntamos, el que esperamos sea tratado a la brevedad por el Congreso Nacional de nuestro país".
Los remitentes de la carta se dirigen al fundador de Facebook diciendo que "Como usted podrá apreciar, Sr. Zuckerberg, la decisión de su compañía contradice el status internacional de la Cuestión Malvinas reconocido por la Organización de las Naciones Unidas y por los más importantes foros internacionales. La incorporación a los servicios de mensajería de WhatsApp de las banderas ilegales de Malvinas y de Georgias del Sur y Sandwich del Sur se encuentra además en contradicción con el derecho internacional, dado que dichas islas no revisten el carácter de Estados reconocidos por el sistema de Naciones Unidas." 
Respecto del impacto que en las redes sociales y medios de comunicación ha causado la decisión de WhatsApp sostienen que "La cuestión Malvinas tiene un especial significado para más de 40 millones de argentinos. El sentimiento popular, arraigado a partir de los sólidos títulos que exhibe la República Argentina para avalar nuestro derecho a la integridad territorial, es de una profunda identificación con la reivindicación de la soberanía argentina sobre esas islas y ese mar que han sido ilegalmente ocupados y de los cuales fue arrebatada la bandera argentina por medio de la violencia armada británica.
La misiva fue remitida  a través del perfil de Facebook de Mark Zuckerberg y mediante carta en papel remitida a la sede argentina de Facebook Inc.

El texto de la Carta es el siguiente: 

Señor Mark Zuckerberg
Presidente y Director Ejecutivo de Facebook Inc. 
Le escribimos la presente carta consternados por que una empresa de  propiedad de Facebook Inc., WhatsApp, ha incorporado entre las banderas nacionales que el servicio de mensajería ofrece a sus usuarios a las banderas británicas de las Islas Malvinas y de las Islas Georgias y Sandwich del Sur (denominadas por los británicos Falkland Islands y South Georgias and South Sandwich Islands).

Como ciudadanos argentinos y en virtud de nuestro compromiso público con la defensa de la soberanía nacional nos sentimos en la obligación de expresarle nuestro rechazo a tal decisión que se encuentra en abierta contradicción con la reivindicación de soberanía que la República Argentina realiza respecto de ese territorio y por desatender abiertamente el tratamiento que la Organización de Naciones Unidas otorga a la Cuestión Malvinas. 
Nuestro rechazo a la decisión de su compañía ha sido formalizado en la presentación de un Proyecto de Resolución ante la Cámara de Diputados de la Nación, cuya copia adjuntamos, el que esperamos sea tratado a la brevedad por el Congreso Nacional de nuestro país.  
La República Argentina reivindica y reclama la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y sus espacios marítimos circundantes de manera ininterrumpida desde 1833, año en que esa parte del territorio argentino fue usurpado por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte mediante el uso de la fuerza militar en el marco de su política de expansión imperialista y colonial. La reivindicación de la soberanía argentina sobre Malvinas ha quedado consagrada en la propia Constitución Nacional de la República Argentina que dispone que "La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino."

Desde la creación de la Organización de Naciones Unidas en 1945 la República Argentina ha planteado en su seno la denominada Cuestión de las Islas Malvinas, la que incluye, además del archipiélago de las islas Malvinas, a las Islas Georgias del Sur, Sandwich del Sur y a los espacios marítimos circundantes. Como consecuencia de los planteos de la Argentina las Naciones Unidas definieron a la Cuestión Malvinas a través de la Resolución 2065 (XX) de la Asamblea General como un caso especial de colonialismo que involucra una disputa de soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, controversia que debe ser resuelta mediante negociación entre las partes a fin de encontrar una solución pacífica al problema. Desde 1965 las Naciones Unidas han emitido más de 40 Resoluciones llamando a las partes a encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía. Entre esas Resoluciones se destaca por su importancia la Resolución 31/49, la cual insta a las dos partes en la disputa de soberanía a que se abstengan de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras las Islas están atravesando por el proceso de descolonización recomendado por la Resolución 2065 (XX). Es al día de hoy que esta Resolución continúa siendo desoída por el Reino Unido, que persiste en el desarrollo de actividades unilaterales en el área disputada, relativas, principalmente, a la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables, así como de carácter militar.

El conflicto de 1982 no alteró la naturaleza de la controversia de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido por las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, que continuó pendiente de negociación y solución. Así lo reconoció la Asamblea General en reiteradas Resoluciones.
Desde 1989 hasta la fecha, el examen de la Cuestión de las Islas Malvinas está radicado en el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas. Este Comité aprueba anualmente una Resolución en términos semejantes a las Resoluciones pertinentes de la Asamblea General. 

Es importante destacar que la República Argentina ha instado al Reino Unido al diálogo y a la negociación en forma permanente, actitud que ha sido respondida por los británicos con la sistemática negativa de tratar la cuestión de la soberanía. En las contadas situaciones en que se abrió la negociación el Reino Unido provocó el fracaso de las mismas. De esta manera el Reino Unido insiste en su posición de rechazo a las reiteradas exhortaciones de la Argentina, de las Naciones Unidas, del Grupo de los 77 y China, de los organismos regionales (OEA, MERCOSUR, UNASUR, CELAC), de las Cumbres Iberoamericanas y de las Cumbres Bicontinentales ASA (Cumbre de Países Sudamericanos y Africanos) y ASPA (Cumbre de los Países Sudamericanos y Países Árabes), entre otros foros multilaterales.

Como usted podrá apreciar, Sr. Zuckerberg, la decisión de su compañía contradice el status internacional de la Cuestión Malvinas reconocido por la Organización de las Naciones Unidas y por los más importantes foros internacionales. La incorporación a los servicios de mensajería de WhatsApp de las banderas ilegales de Malvinas y de Georgias del Sur y Sandwich del Sur se encuentra además en contradicción con el derecho internacional, dado que dichas islas no revisten el carácter de Estados reconocidos por el sistema de Naciones Unidas.

La cuestión Malvinas tiene un especial significado para más de 40 millones de argentinos. El sentimiento popular, arraigado a partir de los sólidos títulos que exhibe la República Argentina para avalar nuestro derecho a la integridad territorial, es de una profunda identificación con la reivindicación de la soberanía argentina sobre esas islas y ese mar que han sido ilegalmente ocupados y de los cuales fue arrebatada la bandera argentina por medio de la violencia armada británica. Este extendido sentir popular se ha expresado a través de las redes sociales y medios de comunicación en esta ocasión en el generalizado rechazo a la referida decisión de WhatsApp.

Por todo lo expuesto, solicitamos su pronta intervención para que la compañía que usted preside retire del servicio de mensajería de WhatsApp las banderas aludidas, ajustando así su actuación a los criterios internacionalmente aceptados en materia de símbolos nacionales.

Aprovechamos la ocasión para saludarlo con la más distinguida consideración.
Guillermo Carmona
Diputado Nacional de la República Argentina
Vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores
Cámara de Diputados de la República Argentina
 

Alicia Castro
Diputada Nacional de la República Argentina (MC)
Integrante del Observatorio de la Cuestión Malvinas

Más noticias