Opinión Vi. 04 Nov. 2016

El Presupuesto Provincial y su Real Visibilización

Tamaño del texto
Hace siete meses, Luciano Moreno presentó un proyecto llamado “TELE-visibilización presupuestaria” en la Legislatura Fueguina. El objetivo capacitar al ciudadano común para que tenga un real entendimiento del mecanismo presupuestario, y los montos y modos que se manejan al administrar los recursos de la provincia.
 
Hace siete meses, el 30 de Marzo de este año, presenté un proyecto llamado “TELE-visibilización presupuestaria” en la Legislatura Fueguina, que busca lograr se realicen dos cosas muy importantes que a mi entender cambiarían rotundamente la ecuación política de la política provincial a favor de la ciudadanía:
1) Un programa televisivo, cada tres meses y durante todo una semana (Ej: Lunes, Miércoles y Viernes) donde se explique, de manera entendible para el público en general, qué es un presupuesto, cuál es la evolución histórica de nuestro presupuesto provincial, su situación actual, de donde salen los recursos que lo conforman y cómo se va ejecutando durante el año.
2) Se cree una página web clara y didáctica, donde estos programas televisivos sean puestos a disposición del público, y donde además de ellos, se hagan videos explicativos, exclusivamente para dicho sitio, de cómo entender la lógica de un presupuesto, la ejecución del gasto y de donde se obtiene la provincia sus recursos.
 
El objeto de esta iniciativa -que no es sostener la inexistencia de transparencia en el presupuesto o la ejecución presupuestaria-, se orienta a capacitar al ciudadano común para que tenga un real entendimiento del mecanismo presupuestario, y los montos y modos que se manejan al administrar los recursos de la provincia de la cual forma indivisiblemente parte.
 
Esto se fundamenta, entre otras cosas, en que creo imprescindible la educación ciudadana para lograr el verdadero entendimiento la “cosa pública”  y así obtener su real visibilidad y transparencia en la utilización  que de ella se hace para obtener el bien común. Incluso es esto, la publicidad de la actividad estatal, la esencia misma y uno de los fundamentos troncales del sistema democrático y republicano.
 
En un mundo donde el conocimiento y la información puede y suele tener más importancia que muchos factores económicos y que infinidad de bienes materiales, es un despropósito, una negligencia supina y una blasfemia a la democracia republicana que pretendemos fortalecer, el no realizar todos los actos tendientes a capacitar a la ciudadanía para que conozca realmente la situación económica de su comunidad, provincial y municipal.
 
Por esta razón, es que la progresividad en la utilización de las herramientas para divulgar y fomentar la comprensión de los fenómenos económicos y políticos, debe ser una actividad fundamental de las políticas públicas de alto nivel, que busquen poder brindar al ciudadano los instrumentos teóricos, básicos pero imprescindibles, que le permitan comprender la coyuntura en la que está inserto, y que indiscutiblemente, necesita conocer para formar parte activa y transformar.
 
Ahora bien, la aplicación práctica de las nuevas tecnologías comunicacionales, y las no tan nuevas, en el fomento de la conciencia ciudadana, es o debiera ser un acto necesario y lógico de la propia evolución de la sociedad en que vivimos, que debe buscar cómo utilizarlas para su perfeccionamiento colectivo e individual, entendiendo que la televisión, las redes sociales, YouTube y las páginas web, no solo sirven para informar cuestiones intrascendentes, las noticias, o para hacer campaña.
 
Por la importancia que doy a generar un estado activo en lograr el crecimiento de la conciencia colectiva, es que entiendo que la dilación innecesaria del tratamiento y aplicación de la iniciativa puesta a consideración, no solo debe ser considerada como un estancamiento de la progresividad cívico-pedagógica a la que debemos apuntar, sino un retroceso en la confianza que debemos tener en las instituciones que deberían propender a informar y explicar, hasta que se entiendan, los números de la provincia.
 
Todos los que ganaron alguna vez una elección, y analizaron las estrategias de campaña con personas capacitas y dedicadas a ello, saben que si publican un cuadernillo de veinte páginas con sus propuestas, solo será una mínima porción de la población la que realmente lo leerá, y por ello utilizan preponderantemente todas las demás herramientas comunicacionales que tengan bajo volumen de lectura, para así lograr mostrar sus propuestas o exhibir su relato; por ello preferentemente utilizan televisión e internet (redes sociales, YouTube y páginas web).
 
Ahora la pregunta es la siguiente:  ¿Por qué no se aplica la misma estrategia en lo que es la capacitación ciudadana?.
 
Porque si sabemos por experiencia, estudios serios y estudiosos en la materia, que la generalidad de la comunidad cada vez lee menos, es realmente difícil sostener, desde un análisis de situación sincero, que se está cumpliendo con la obligatoria actividad de informar con claridad las cosas que hacen a la esencia de la administración, al publicar un resumen del presupuesto que seguramente, si pretende tener un mínimo grado de seriedad, superará las 20 páginas.
 
Por lo expuesto, es que veo realmente irrisorio, ilusorio y cuando menos ingenuo, creer que por hacer circular una serie de números complejos, y en algunos casos realmente ininteligibles para la gran mayoría sin una explicación previa, la generalidad del ciudadano común podrá informarse de las cuentas de la provincia. Más allá de que los números sean veraces y transparenten el presupuesto provincial.
 
Incluso, es difícil imaginar que una persona que trabaja todo el día, cuando llegue a su casa luego de la jornada, vaya realmente a dedicar el tiempo que es para su familia, o sus momentos de esparcimiento, en ponerse a leer las respectivas páginas web, leyes o los propios boletines oficiales, para enterarse de la actualidad y la prognosis de las cuentas de la provincia.
 
En vista de este planteo es que creo debemos acercar los datos y las explicaciones metódicas, continuas y precisas, a la comodidad del hogar del ciudadano de a pié, que es el lugar de reunión y reflexión familiar, el punto de apoyo de la propia familia, y el núcleo insustituible de la sociedad entera.
 
Para entender la necesidad de aplicación de esta propuesta, les propongo que nos atrevámonos a preguntarnos y preguntar algunas cosas:
 
¿Cuántas personas creen que ingresan a los portales de transparencia, para leer la esa cantidad de datos dispersos en un voluminoso mar de números que es realmente repelente para cualquier ciudadano trabajador? (no hablo los vistos o visitas que pueden ser obra de una misma persona o máquina ingresando al mismo sitio en momentos diferentes).
 
Atrevámonos a preguntarnos, o preguntémosle a alguna persona de nuestra comunidad que no sea o haya sido funcionario político, representante, sindicalista o periodista: qué sabe acerca de la vida presupuestaria de la provincia, o para no ser tan minucioso, interroguemos cuanto sabe sobre el último presupuesto sancionado y en ejecución.
 
Ahí veremos cuanto se sabe y entiende de como se fueron manejando los recursos de la provincia, como se están manejando actualmente, y también, cuánto se necesita realmente llevar a la práctica esta propuesta.
 
Deberíamos también atrevernos a preguntar y preguntarnos, si nos sirve más que se hable del presupuesto durante los tres meses anteriores a la aprobación de la ley, o es más provechoso para la comunidad que durante todo el año se informe y enseñe a entender medianamente la gestión presupuestaria.
 
Todas estas interrogantes son importantes en sí mismas, porque las preguntas transforman, transformaron y transformarán las sociedades, ya que sus respuestas, si son sinceras, siempre traen algo positivo, que en primera instancia, es entender que es esencial saber, para creer, crecer y construir.
 
Honestamente, creo que la única manera de lograr terminar con el creciente distanciamiento entre el pueblo y la clase política, es capacitar a los ciudadanos continuamente y por todos los medios lícitos a nuestro alcance, para que logren mas pronto q tarde, dimensionar y entender la importancia de reflexionar e instruirse en lo referente al manejo de la “cosa pública” que llevan adelante nuestros representantes.
           
Personalmente, creo que existen buenas intenciones y que en algún momento, ojalá próximamente, se van a transformar en acciones.
 
Mi pálpito se funda en tener presente el reciente conflicto que afrontó la provincia a principios de año, donde se expuso, entre otros factores desencadenantes, que por muchos años el manejo de los recursos del presupuesto fueguino, si bien había sido por las vías político-administrativas correctas, de desenvolvió en total desconocimiento de la generalidad de la comunidad y sin que esta supiera realmente a donde se destinaba el dinero fueguino.
           
Teniendo presente esta situación, no muy distante por cierto, creo que la clase dirigente verá conveniente utilizarla para aprender rápidamente y modificar el rumbo de las políticas comunicacionales actuales, aprovechando que nuestra provincia tienen una escasa cantidad de habitantes, y que sus niveles de vida son comparativamente muy buenos en relación a las demás provincias.
           
Por esto, los partidos y agrupaciones políticas, oficialistas y no oficialistas, debieran aprovechar que estamos en ese 20% del año donde por suerte inevitablemente se habla un poco de presupuesto y llevar esta iniciativa a la práctica, logrando que para el año entrante, no sea solo a final de este y en pequeños retazos aislados cuando se hable del presupuesto, sino durante toda su extensión, o cuando menos su mayor parte, pues así se podrá brindar a la comunidad el dominio real, desde el plano conceptual, de lo necesario para comprender una sociedad cada día más compleja, que debe tomar decisiones igualmente difíciles, y que por ello se hace imprescindible sean conocidos y comprendidos por todos los factores esenciales que influyen en las decisiones claves o, cuando menos, apostar sinceramente con acciones a que ello suceda, ya que el único camino real para una transformación cualitativa y colectiva positiva, a nivel social, económico, moral y político, es el conocimiento y comprensión de lo que es y cómo se administra la “cosa pública”.
 
            La educación política y económica de la sociedad, es el camino ineludible para la obtención de sus fines comunes; porque solo así se puede fomentar una concepción colectiva de la realidad, y construir un camino de cooperación, alejándonos de los enfrentamientos estériles y sin contenido, que a los únicos que fortalece es a aquellos que especulan y se nutren con el conflicto constante del pueblo con el pueblo, que no sabe a quién creer, por no conocer la realidad presupuestaria, y que termina siendo siempre lo que el dicho popular reza, “un río revuelto para ganancia del pescador”.
 
Según lo veo, actualmente transitamos un estancamiento y una obsolescencia cívico-pedagógica, que imposibilita al ciudadano situarse dentro del conjunto y superar por lo menos como factor de análisis, el excesivo individualismo, en pos de la construcción colectiva y sustentable.
 
El Estado y la clase dirigente de nuestra provincia, tiene hoy la posibilidad de aplicar esta iniciativa y así desempeñar un rol histórico en la formación cívica fueguina, que nos puede llegar a transformar en un verdadero modelo a seguir por las demás provincias, al demostrar que realmente propende a fomentar el conocimiento y comprensión objetiva de las cuentas provinciales, en la comunidad toda, para su crecimiento, libertad y bienestar.
 
Esta propuesta ingresó en la 1º sesión ordinaria de fecha 16 Junio como Asunto Particular  051/16, y fue tomado por los bloques U.C.R.; M.P.F. y F.P.V como Asunto 152/16, para ser  girado a comisión Nº 1 de Legislación General (no la de presupuesto), y tomar estado parlamentario.
 
TEXTO DE LA INICIATIVA PRESENTADA
https://es.scribd.com/document/329746032/TELE-visibilizacion-presupuestaria
 
Luciano R. Moreno Calderon
 

Más noticias