Opinión Vi. 11 Jul. 2014

Río Grande, felices primeros 93 años.

Tamaño del texto
A las márgenes del Rio Grande, migrantes y originarios, todos trabajadores, mujeres y varones decidimos radicarnos, con el afán de construir lo que hoy es la ciudad más grande de la Isla.
Escenario de hechos centrales de la historia nacional, recibimos al dos de abril de frente a las Islas Malvinas, transformándonos en capital del recuerdo.
 
Hemos construido esta ciudad que sigue siendo el horizonte de muchos que vienen con las mismas esperanzas que nuestros padres y abuelos vinieron, con la que nuestros hijos eligen quedarse o regresan.
Río Grande nos encuentra cerca del centenario.
 
Quienes somos de esta tierra, por nacimiento y por opción, deseamos para estos 100 primeros años y todos los que vendrán, el mejor de los futuros para nuestra ciudad. Una Río Grande equitativa, justa y solidaria, donde haya redistribución de la riqueza y la especulación no se devore los derechos al hábitat de muchas familias. Una Río Grande sustentable como se escribía en el 2005... una ciudad donde los sectores productivos, comerciales y de servicios aporten a la mejora urbana, cuiden al medio ambiente y sigan apostando al crecimiento del desarrollo local.
 
Vivimos inmersos en un entorno patagónico bello, embebido de mar, río, estepa y viento, donde las puestas de sol son hermosas y los amaneceres nos esperanzan cada día. Somos la riqueza diversa de nuestra comunidad y vivimos plenamente la alegría de cumplir los sueños que esta ciudad nos posibilita.
 
Soñamos con una Río Grande donde los ciudadanos y ciudadanas nos sigamos comprometiendo y participando, siempre desde el diálogo, la construcción y el encuentro, por todos los que estamos aquí, por los niños y niñas que crecen aquí, por todos los que nacerán siendo riograndenses y los que lleguen adoptándola como propia, queriéndola y eligiéndola como hacemos todos los días.

Más noticias