Opinión Vi. 17 Ene. 2014

Hacia el norte o hacia el sur, es relativo de dónde nos paremos a mirar.

Tamaño del texto
Columna de opinión del Senador Nacional (MC), Osvaldo López, sobre el traslado de la Capital Federal, en la cual el dirigente y militante fueguino, plantea a Tierra del Fuego como la mejor opción para el traslado.
Son “las colonias las que tienen sus capitales en los puertos” y “no los países con proyectos grandes” (Julián DOMINGUEZ).

Somos un país con vocación anticolonialista, por más que tengamos una parte de nuestro territorio sometida a la usurpación colonial. Por ende, del punto de vista de esta parte del argumento de JD, la mudanza sería procedente.

Sin embargo, del punto de vista de la afirmación –que compartimos- de que somos uno de “los países con proyectos grandes”, nuestra conclusión respecto del punto al cual debe concretarse dicha mudanza es diferente, no mirando al norte sino al sur, en la misma dirección pero más allá de la mirada de Alfonsín.

En efecto somos un país grande, con casi diez millones de kilómetros cuadrados de superficie, sumando el suelo continental, la plataforma submarina con su subsuelo y el mar, el sector antártico y las islas del Atlántico Sur.

De norte a sur, el punto geográfico central de la Argentina Bicontinental se ubica en la Isla Grande de Tierra del Fuego la cual, sumada a los aludidos sector antártico, mar y demás islas, conforma según definición legal y constitucional de sus límites, la provincia más grande del país.

Tierra del Fuego, aparte de ser la provincia más grande y la que alberga el punto geográfico central del país, tiene entre sus particularidades la de ser la única provincia con factibilidad de comunicación bi-oceánica, como así también la de ser la única provincia que padece la ilegítima usurpación colonial de parte de su territorio, siendo la reivindicación soberana de ésta la causa política nacional y latinoamericana más importante en el proceso hacia la segunda y definitiva independencia. Es además –junto con el Amazonas- un enclave geopolítico estratégico en una de las principales zonas de reserva de recursos naturales del planeta. Cuenta con salida natural al pacífico sin depender de Chile, hermano país que se la niega a Bolivia y firma TLCs con EEUU.

Repensar la Argentina, entonces, y hacerlo en clave de ‘proyecto grande’, más que al norte nos impone mirar al sur, asentando la conducción política del Gobierno de nuestro Estado y la base principal de nuestra defensa en el centro libertario y de riqueza por excelencia. Éste es un eje de transformación que comanda un proceso constituyente social y popular que en el bicentenario de las independencias regionales recupera soberanía política, económica y cultural.

No nos alejamos de nuestro territorio usurpado sino que, en un ejercicio consciente y resuelto de ‘animus domini’ que robustece el sustento de la posesión reivindicada, nos paramos sobre él para, desde allí, autodeterminarnos, conducirnos, liberarnos para siempre. Esto es parte de la forzosa continuidad del proceso iniciado entre 1810/1816 y sus antecedentes indígenas.

Ushuaia pasa, de ser ‘el fin del mundo’, a ser el centro y la capital de la nueva Argentina que, así, se integra definitivamente a la Patria Grande por la que dieran la vida San Martín, Bolívar, Evita y el Che, los treinta mil, Néstor y Chávez, y tantos otros y otras.

Tanto la conectividad como la integración se resuelven, sin perjuicio de otras medidas, con el Corredor Austral que extiende la Ruta Nacional Nro. 40 hasta Ushuaia incluyendo el cruce del Estrecho de Magallanes por aguas argentinas (Ley Nacional 26.776); la recreación de Transportes Navales de la Armada en clave de Empresa del Estado (proyecto que ya logró media sanción del H. Senado de la Nación y que aguarda su tratamiento en Diputados); el Polo Logístico Antártico en Ushuaia (que integra el menú de obras del Fideicomiso Austral y que cuenta con ratificación por Decreto de Presidencia más el apoyo de la Dirección Nacional del Antártico); y la ELMA XXI – Empresa de Líneas Multimodales de la Argentina del S. XXI (proyecto que presentáramos con la Federación Popular del Transporte Argentino Eva Perón el 12 de setiembre próximo pasado en el Senado.

La última propuesta aludida, de crear esta empresa nacional y estatal, reformula la economía del transporte ferroviario, carretero, naval, aéreo y de ductos, tanto de pasajeros, como de carga, de correo y de energía, a escalas nacional e internacional.

Reformula la infraestructura básica del transporte y de sus aspectos conexos, recuperando las industrias vinculadas a estos varios sectores y erradicando el desempleo. También permite retomar políticas demográficas de distribución equilibrada de la población en nuestro territorio y resolver la crisis habitacional con los pueblos que crearía e integraría a las veras de sus trazas.

Cuando las disputas (incluso bélicas) por el agua dulce, por la biodiversidad, por los minerales, por la energía, por las proteínas y demás alimentos, por el suelo, que por todos lados y razones se pronostican para los próximos años, hayan llegado, Argentina y América Latina estaremos en posición de fortaleza para defender lo que legítimamente nos pertenece, a fin de administrarlo soberanamente en un proceso de reversión de 500 años de sumisión y saqueo que empiezan a terminar a partir de 2003, y compartiéndolo solidaria y equitativamente con la humanidad, inclusive con aquellos pueblos egoístas que han depredado al mundo.

Así que bienvenido el debate. Esperemos que participe constructivamente todo el arco político, revisando la oposición su ‘pacto del no’ a la reforma constitucional, corriéndose del error estratégico de confundir este fecundo proceso constituyente con la mezquina disputa electoralista/anti-reeleccionista, ante el temor de competir con una candidata que decidió no serlo y a la cual no le pueden ganar.

Estamos ante una oportunidad histórica y como generación del bicentenario debemos asumir la responsabilidad de estar a la altura de las circunstancias que definen esta ‘bisagra ante el otro mundo posible’.



Osvaldo LOPEZ, Senador Nacional por Tierra del Fuego (M.C.)

Más noticias