• Ushuaia 3°C
  • Rio Grande 8°C
  • Is. Malvinas 3°C
Nacional Mar. 14 Nov. 2017

“El Papa está preocupado por la situación en Argentina”

“El Papa está preocupado por la situación en Argentina”
Tamaño del texto

Francisco recibió en audiencia privada al senador argentino Fernando “Pino” Solanas. Hablaron de la situación nacional, la próxima reunión del G20, la agenda climática mundial y los peligros de nuevas guerras.Del encuentro participó Enrique Viale, abogado de la Asamblea del Pueblo de Jachal en San Juan, quien le contó al Papa sobre la causa judicial y los brutales derrames de cianuro de la Barrick Gold.

 
El  Senador Fernando “Pino” Solanas  fue recibido este lunes por el Papa en Santa Marta, su casa en el Vaticano. Durante el mano a mano, de una hora y cinco minutos, se habló de todo: desde la “campaña contra los indígenas” desatada en el país en los últimos tiempos, hasta la lucha internacional por el medio ambiente.  “Francisco está  híper preocupado  por la situación social en la Argentina. Está bien informado y sigue minuciosamente cada tema”, afirmó el senador.
 
El encuentro comenzó cinco minutos antes de las 17:00 horas, cuando Jorge Mario Bergoglio se hizo presente en un pequeño salón de la residencia papal. El mismo lugar donde recibió, hace apenas unos días, a otro referente del peronismo: Julio Bárbaro. En el diálogo hubo cercanía y algunos chistes. Solanas llegó a Roma el viernes procedente de Bonn, Alemania, donde participó en una cumbre sobre cambio climático y expuso en un panel dedicado a los derechos de la naturaleza.

Por eso, buena parte de la conversación con el pontífice atravesó esos derroteros. “El Papa está muy preocupado”, contó el senador. “Estas cumbres mundiales tienen lo público y lo que pasa por abajo. Hay una polémica muy grande entre los que quieren bajar de la agenda mundial y de la agenda del G20 el tema del calentamiento global. (Donald) Trump dijo ‘yo pego el portazo y me voy’. Todavía no lo ha hecho efectivo, pero está pronto. Hay mucha presión para quitar el capítulo climático en la próxima reunión del G20”.

La mención no fue casual. Solanas le habló a su anfitrión sobre la insistencia externa, especialmente de los Estados Unidos, para que en la cumbre prevista para 2018 el temario no incluya al cambio climático. En las anteriores cumbres de Hangzhou (China) en 2016 y de Hamburgo (Alemania) en 2017, funcionó un grupo de trabajo específico sobre ese aspecto. Pero ahora se espera que Argentina modifique la agenda, pagando incluso el costo político internacional.

Esta es la tesis de Solanas y así la expuso. El Papa “escuchó con mucho detenimiento”. “Pino le planteó que (Angela) Merkel, (la canciller alemana) debe tener un papel muy importante en el liderazgo y el Papa habló muy bien de Merkel”, contó Enrique Viale. El presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas presenció la reunión privada. Pudo intercambiar algunas palabras con Francisco y le regaló una copia de “Maldesarrollo. La Argentina del Extractivismo y el despojo”, el libro que escribió junto a Maristella Svampa.

El senador fue más allá y aseguró que el pontífice considera a Merkel una aliada. “Ella está ejerciendo una suerte de liderazgo en la comunidad europea. Los otros gobernantes son nuevos. Es una mujer muy sabia, políticamente con una gran cintura. Sufre derrotas, pero acomoda las cosas de tal manera que sale adelante. En Alemania han sido y siguen siendo fuerte los movimientos ambientales”, indicó Solanas.

Y agregó: “Nosotros estamos seriamente preocupados por el problema de la guerra, ya me lo había dicho Francisco en mi anterior viaje: La única desazón que tengo es que no sé cómo se puede detener la máquina bélica que está dispuesta a confrontar y usar armas atómicas. Eso dijo, palabras más palabras menos”.

También hubo espacio para la realidad argentina. El Papa hizo referencia a algunas intervenciones de Pino en el Senado. Se interesó, sobre todo, en un discurso particular. Una petición para prorrogar la ley 26.160 del año 2006 que impide los desalojos de las comunidades indígenas de las tierras que ocupen en el país. Un tema sensible, que captó el interés nacional por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado. El joven activista sostenía el reclamo de los grupos mapuches en el sur del país, cuando se perdió cualquier rastro suyo tras un operativo de desalojo a cargo de la Gendarmería Nacional. Su cuerpo sin vida apareció varias semanas después.

Solanas refirió al pontífice sobre la existencia de una “campaña contra los indígenas” que los busca estigmatizar, “una campaña de un cinismo poderoso”. También le anticipó el tema de su próximo documental, titulado “Viaje a un pueblo fumigado”. Se trata de un recorrido por ocho provincias argentinas para documentar con chacareros, médicos y pobladores el impacto del uso indiscriminado de los agroquímicos.

El filme, que estará listo entre febrero y marzo del año próximo, llegará al festival de cine de Berlín. Francisco se mostró sensible al impacto de los pesticidas en la alimentación. Comentó incluso que su médico le prescribió comer la manzana siempre pelada, para evitar los contaminantes. Y advirtió que cada semana, en su audiencia general, es creciente la presencia de niños con enfermedades y malformaciones.

“Está preocupado, híper preocupado por la actualidad argentina. El país no está bien, yo no soy vocero del Papa, sería una falta de respeto. Algunos vienen acá, hablan un rato con él y dicen que hablan por él. Eso que lo cuente él. Hemos hablado de innumerables temas de la vida nacional, es un hombre que tiene un equipo y está al día de todas las cosas que pasan. No está prendido al televisor, pero tiene mucha información, cualquier tema que le tocás él te responde que lo conoce”, abundó Pino.

Nada se habló sobre el ansiado y todavía no concretado viaje apostólico a Argentina. Al final, Francisco acompañó a sus invitados hasta la puerta. Lo hizo con una broma. “A los invitados hay que acompañarlos hasta la salida por dos razones: para asegurarse que se vayan y que no se lleven nada”, dijo, provocando la risa de todos. “¿Cuántos años tiene?”, le disparó. “82”, respondió Solanas. “¡Me lleva un año!”, exclamó Bergoglio. Y concluyó con una insistente recomendación: “Pino, háblale a los jóvenes. No dejes de hablarle a los jóvenes…”.

Fernando “Pino” Solanas estuvo acompañado por Enrique Viale (abogado de la Asamblea del Pueblo de Jachal en San Juan) quien le contó a Francisco sobre la causa judicial sobre los brutales derrames de cianuro de la Barrick Gold.




Más noticias

LAS 10 MÁS LEÍDAS: