• Ushuaia 4°C
  • Rio Grande 8°C
  • Is. Malvinas 7°C
Internacional Jue. 18 May. 2017

Graban a Temer avalando la entrega de sobornos

Graban a Temer avalando la entrega de sobornos
Tamaño del texto

Denunciaron que el presidente Michel Temer dio su aval para “coimear” al ex diputado Eduardo Cunha, preso desde el año pasado por la causa del Lava Jato. La revelación generó la ira de la población brasileña, que inmediatamente salió a las calles a pedir su renuncia. Mientras tanto, la oposición anunció que pedirá el impeachment contra el líder del PMDB.

 
El acusador es  el empresario Joesley Batista, de la productora de alimentos JBS. Según el sitio de la red O Globo, que difundió la primicia, el  hombre  se reunió el 7 de marzo con el presidente que llegó a su cargo luego de la destitución de Dilma Rousseff.
 
Allí, el hombre de negocios, que traía un grabador escondido, mantuvo un diálogo de unos 40 minutos con el presidente brasileño. En la conversación, Batista le confiesa que estaba sobornando al ex presidente de la cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y su operador Lucio Funario para que no abrieran "el pico" y complicaran aún más la situación más de sus ex colegas. Cunha, promotor del juicio político a Dilma por un "crimen de responsabilidad fiscal", está ahora preso en el marco de la megacausa de corrupción conocida como Lava Jato.
 
"Está bien, hay que mantener eso", fue la lacónica respuesta de Temer. El presidente de Brasil así no solo tomaba conocimiento de una coima, para impedir una investigación judicial, sino que la estaba avalando explícitamente.
 
Temer reconoció que mantuvo una reunión en marzo pasado con Joesley Batista, pero negó que ese encuentro sirviera para comprar el silencio del ex jefe de la Cámara de Diputados "El presidente Michel Temer jamás solicitó pagos para obtener el silencio del ex diputado Eduardo Cunha. No participó y no autorizó cualquier movimiento con el objetivo de evitar una delación o colaboración con la Justicia por parte del ex diputado", afirmó la Presidencia de Brasil en un comunicado.
 
Inmediatamente, el Congreso salió a pedir que se levante el secreto de sumario para que se difunda la escucha y anunció que impulsarán el impeachment contra el jefe de Estado que asumió por la misma vía.  El ahora ex aliado de Temer, el partido Rede, ya presentó un pedido de juicio político en su contra. La oposición legislativa estalló en un grito unánime: "Fora Temer" (fuera Temer).
 
Ni bien se conoció la primicia, comenzaron las manifestaciones en las calles de San Pablo, reclamando la salida de Temer y la convocatoria a elecciones.

Temer, del Partido del Movimiento Democrático de Brasil, no es el único que se ve salpicado.El presidente del conservador Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el principal aliado del Gobierno Temer, Aécio Neves, habría pedido dos millones de reales (570.000 euros), una cantidad que se entregó a su primo y que luego acabó en la cuenta de otro senador del mismo partido, Zeze Perrella.

El Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma Rousseff no se escapa de las acusaciones: el empresario Joesley Batista confesó a las autoridades que su "hombre" durante el gobierno de Rousseff era su entonces ministro de Economía y Hacienda, Guido Mantega. El responsable de las finanzas del gobierno izquierdista se encargaba de defender los intereses de JBS dentro del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), una entidad bajo control estatal.




Más noticias

LAS 10 MÁS LEÍDAS: