Ushuaia

-3°C.

Río Grande

-3°C.

Is. Malvinas

-2°C.

Actualidad

Sábado, 24 de diciembre, 2011

tamaño de texto

-a

+a

La ANMAT reitera sus recomendaciones sobre los Implantes mamarios “PIP”

La ANMAT reitera sus recomendaciones sobre los Implantes mamarios “PIP”
compartir

Las autoridades sanitarias exhortaron a las mujeres que tienen prótesis mamarias de la marca francesa PIP, sospechosas de provocar cáncer, a consultar al médico y mantener los controles sobre la situación del implante, según un comunicado divulgado el viernes.

Ante la información difundida en los medios de comunicación respecto de las prevenciones que la Agencia Francesa de Vigilancia Sanitaria (AFSSAPS) anunció para las portadoras de implantes mamarios fabricados por la empresa Poly Implant Prothese (conocida como PIP),la  administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) reitera la importancia de la consulta médica, a fin de programar controles periódicos de la situación del implante y la salud de las portadoras",  señaló el texto publicado en la página web del organismo.
Además, la ANMAT recomendó a los médicos a notificar todos los eventos que pudieran detectarse en dichos controles a las autoridades. Mediante la  página web del organismo  en el menú "Sistemas de Vigilancia", “Tecnovigilancia".
Las PIP fueron prohibidas en Argentina en abril de 2010, días después de que el gobierno francés tomara una decisión semejante.
Este viernes, las autoridades francesas recomendaron que unas 30.000 mujeres con PIP se sometan "preventivamente y sin urgencia" a una operación para que se les retiren las prótesis.
Si bien las autoridades sanitarias argentinas no han informado sobre la cantidad de personas que se implantaron este tipo de prótesis, la abogada Mariana Gallego, patrocinante ante la justicia de varios pacientes a los que se les rompieron los implantes, estimó que se trata de unas 15.000.
"Por lo menos 15.000 prótesis fueron colocadas, teniendo en cuenta que ese es el número importado según cifras del ANMAT y que eran muy utilizadas porque eran mucho más económicas y los profesionales confiaban porque Francia es un país con fuertes controles sanitarios", afirmó Gallego a la AFP.
La abogada reveló que más de un centenar de mujeres se acercaron a su estudio por el problema y actualmente cinco de ellas están litigando ante la justicia por rotura de las prótesis.
"En los juicios se apunta como responsables a la empresa importadora Proestética SA y a la ANMAT porque falló en su deber de control", dijo.
Mauricio D'Alssandro, diputado de la provincia de Buenos Aires, presentó un proyecto de ley para que las mujeres que quieran extraerse las prótesis puedan hacerlo de manera gratuita, tanto en instituciones privadas como públicas.